Ayuntamiento de Molina de Segura





El municipio de Molina de Segura rebaja en una semana casi la mitad el número de casos activos por COVID-19, que se sitúa en 65

AddThis Social Bookmark Button

La Alcaldesa de Molina de Segura, Esther Clavero Mira, ha presentado en rueda de prensa, el jueves 26 de noviembre, en el Salón de Plenos municipal, los datos actualizados de la incidencia de la pandemia del COVID-19 en el municipio. Le ha acompañado en la presentación el Concejal de Deporte y Salud, Miguel Ángel Cantero García.

 

“La evolución de la pandemia en Molina de Segura durante la última semana -ha señalado la Alcaldesa- nos lleva a pensar que se ha conseguido, no solo estabilizar la curva de contactos, sino que ésta se encuentra en claro y sostenido descenso. Un muy notable y evidente recorte en el ritmo de contagios”.

 

A fecha de ayer miércoles 25 de noviembre, Molina de Segura tiene un total de 65 casos activos, 56 menos que el pasado jueves 19 de noviembre, con una incidencia acumulada en los últimos 7 días de 83,5 casos por 100.000 habitantes. En una semana en Molina de Segura prácticamente ha rebajado la mitad el número de casos activos y la Incidencia Acumulada por 100.000 habitantes ha pasado de 126,6 a 83,5 casos.

 

En lo que llevamos de esta segunda ola, el acumulado de casos es de 2.441. El incremento, desde el jueves pasado hasta ayer miércoles, ha sido de 89 PCR positivas, una media diaria sustancialmente menor del ritmo diario de las semanas anteriores.

 

La bajada también ha sido bastante significativa en la Incidencia Acumulada a catorce días. El miércoles pasado era de 390,9 casos por 100.000 habitantes. “Ayer ese dato fue de 230,9, bastante por debajo de la barrera de los 500 casos. Les recuerdo que nuestro municipio llegó a estar hace poco más de dos semanas con una incidencia superior a los 660 casos. El esfuerzo colectivo de la inmensa mayoría de la sociedad molinense está dando sus frutos. Por ello, deseo reconocer públicamente el civismo y sacrificio de nuestros vecinos y vecinas, que están renunciando, en su inmensa mayoría, a mantener el contacto personal entre familiares, amistades y compañeros de trabajo”.

 

Según indica Esther Clavero, “habrá quienes digan que el descenso en el número de contagios se debe a la responsabilidad colectiva, y otros estarán más de acuerdo con que es debido a las medidas restrictivas acordadas por las autoridades sanitarias locales, regionales y nacionales. Yo creo, más bien, que es una conjunción de ambas. Restricciones puntuales y responsabilidad comunitaria, unido al enorme esfuerzo de sanitarios, rastreadores, profesionales, etc. Aun así, no es menos cierto que hemos tenido que asumir medidas coercitivas para hacer cumplir las normas, por la razón fundamental de que la salud comunitaria está en riesgo y no podemos tolerar irresponsabilidades que causen perjuicio al conjunto de la ciudadanía”.

 

La parte negativa de este balance sigue estando, una semana más, en el número de fallecidos. Durante esta segunda ola, en Molina de Segura han perdido la vida, como consecuencia del coronavirus, 42 personas, en su gran mayoría con una edad avanzada. “En esta última semana han sido 3 los vecinos y vecinas de nuestra localidad los que nos han dejado. Vayan aquí mis condolencias a los familiares y amigos de las personas que han fallecido como consecuencia de esta enfermedad”, lamenta Clavero.

 

Desde el inicio de la adopción de medidas restrictivas, la Policía Local ha impuesto un total de 754 sanciones, 31 de ellas en la semana del 16 al 22 de noviembre por muy diferentes motivos, entre los que se encuentran el incumplimiento de la cuarentena, no uso de mascarilla, exceso de ocupación de vehículos, no respetar la limitación de movilidad o no respetar el confinamiento perimetral.

 

“Aunque los datos nos acerquen al optimismo –señala la Alcaldesa-, quiero ser cautelosa, como lo somos en el Comité Técnico-Científico, que nos reuníamos ayer miércoles, para evaluar el progreso de la pandemia en nuestro municipio, pero también es verdad que debemos felicitarnos como sociedad por estar haciendo el esfuerzo colectivo de disminuir los casos y, por tanto, la incidencia de la pandemia en Molina de Segura. No es, desde luego, momento de relajarnos, pero sí de constatar el hecho de que las medidas puestas en marcha están dando resultado, como así lo señalan también los datos a nivel nacional. Pero la presión sobre el sistema sanitario sigue siendo insoportable, como lo es el número de víctimas que se comunican cada día. Es por ello que mi obligación es seguir recordando a nuestros vecinos y vecinas la necesidad de prevenir, de ser muy meticulosos con la limpieza de manos, la distancia social y el uso de la mascarilla. Especialmente quiero reiterar un llamamiento a que cuidemos a nuestras personas mayores. Y ahora, en estos momentos, cuidar no significa abrazar, sino protegernos nosotros, cuidarnos nosotros para no contagiar a las personas más vulnerables”.

 

Desde el pasado sábado, Molina de Segura es uno de los municipios donde se permite, aunque con restricciones, la apertura de los establecimientos de hostelería. “Sin duda –añade Clavero- es una buena noticia, que tampoco debe hacer que nos relajemos. Lo que sí estamos haciendo es reuniéndonos con los representantes del sector de la hostelería en nuestro municipio y alcanzando acuerdos para paliar el efecto económico de los cierres”.

 

“En el horizonte empiezan a ponerse sobre la mesa elementos para la esperanza, como la vacuna, pero insisto en la cautela y en la prevención. Confiarnos demasiado sería pan para hoy y más pandemia para mañana. Desde el Ayuntamiento de Molina de Segura vamos a seguir trabajando, como gobierno municipal, y en coordinación con los técnicos sanitarios y con las autoridades regionales y nacionales, para combatir esta crisis sanitaria. Les recuerdo que nuestra máxima es procurar no dejar a nadie atrás, ni personas ni economías, que son la subsistencia de muchas familias”, concluye la Alcaldesa.