Ayuntamiento de Molina de Segura





La Diversidad Biológica

AddThis Social Bookmark Button

LA DIVERSIDAD BIOLÓGICA DE MOLINA DE SEGURA


 

La biodiversidad o diversidad biológica refleja el número, la variedad y la variabilidad de los organismos vivos, y también cómo éstos cambian de un lugar a otro y con el paso del tiempo. Expresa la riqueza y multiplicidad de formas en las que se manifiesta la vida a distintas escalas: genética, de especies, de hábitats y de ecosistemas. El número de especies animales y vegetales, las distintas variedades y razas que existen dentro de una misma especie y las diferentes formas de relación y participación de las especies en un medio, son signos de salud de los sistemas naturales.

Se calcula que en la Tierra hay entre 5 y 30 millones de especies. Sin embargo, hasta el momento, sólo se han identificado unos 2 millones.

Los servicios que proporciona la biodiversidad nos resultan vitales e indispensables. Desde el oxígeno que respiramos, al agua que bebemos, y los alimentos que consumimos; desde el mar que no ofrece su riqueza de productos hasta el suelo sobre el que construimos nuestras viviendas. Sin los bienes y servicios que producen los ecosistemas no podríamos vivir, ya que incluso buena parte de los actuales medicamentos tienen su origen en las plantas, animales y microorganismos. Otro de los servicios que nos ofrecen todos los ecosistemas es el disfrute estético y oportunidades  de entretenimiento, además del mantenimiento de muchas economías.

Las características biogeográficas de España le permiten albergar el patrimonio natural más rico de toda la Unión Europea. Esta diversidad biológica responde a que nuestro país está en la encrucijada de cuatro de las seis regiones biogeográficas europeas: atlántica y alpina en la Península, mediterránea en la Península y Baleares, y macaronésica en las islas Canarias.

En España se encuentran entre 8.000 y 9.000 especies de plantas vasculares (helechos y plantas con flores), lo que representa más del 80% de las especies europeas. España es también el país de Europa de mayor riqueza en fauna, estimándose que habitan en nuestro territorio entre 50.000 y 60.000 especies animales, en su mayoría invertebrados.

Como ocurre en toda la Unión Europea, este rico patrimonio natural se está deteriorando, debido principalmente al impacto negativo de algunas actividades humanas.         

En las últimas décadas se ha acelerado a nivel mundial el ritmo a que se reducen y extinguen especies, hábitats, ecosistemas y genes (en otras palabras, la biodiversidad). Esta pérdida de diversidad biológica es negativa de por sí, pero, además, tiene consecuencias negativas en el desarrollo económico: constituye la base de nuestros alimentos, las fibras, las bebidas y los medicamentos que necesitamos, así como de los procesos industriales y las actividades pesqueras y agrarias de las que depende nuestra vida.

La alteración y destrucción de sus hábitats es la mayor amenaza para la conservación de estas especies, y por tanto la causa principal de la pérdida de biodiversidad. La forma más eficaz de contrarrestar esta amenaza la constituye la conservación in situ de los hábitats naturales y de las especies de la flora y la fauna silvestre.

Reducir la necesidad compulsiva de consumir, ahorrar electricidad, reducir nuestra movilidad y fomentar el uso de la bicicleta, evitar la emisión de gases de efecto invernadero, apostar por el consumo de productos locales y el uso de energías renovables, son medida que ayudan a conservar la biodiversidad de la que dependemos para vivir.

 


El papel de los municipios en la protección de la biodiversidad


 

Desde los municipios, como administración más próxima al territorio y a la ciudadanía, se deben desarrollar políticas activas hacia la protección de la biodiversidad. Deben desarrollar políticas que no sólo protejan los espacios naturales y la biodiversidad, sino que la potencien mediante su gestión. Y esta acción tiene que realizarse contando con la población, implicándola, porque es necesario que los espacios naturales sean a la vez espacios de uso social.

A continuación se exponen una serie de propuestas que intentan definir el papel de los municipios en la protección de la biodiversidad:

Los espacios naturales forman parte del municipio. Es necesario una visión múltiple y variada de nuestro municipio con usos diferentes del suelo.

La biodiversidad aporta valor patrimonial. Es un bien patrimonial como lo pueda ser el patrimonio etnológico, arquitectónico o arqueológico. Debemos considerar los espacios naturales como elementos de referencia de los municipios y tener muy en cuenta el valor del paisaje, que les da una identidad propia.

Son espacios vivos que hay que gestionar. Es necesario implantar planes de gestión de los espacios naturales.

Forman parte de una red supralocal de espacios naturales. Los límites de los espacios naturales no siempre coinciden con los límites de los términos municipales.

Interconexión de los espacios naturales municipales. Es conveniente evitar la fragmentación y su aislamiento, tanto para favorecer la biodiversidad como la creación de itinerarios que faciliten el conocimiento de la biodiversidad y sus valores.

Los espacios naturales entran en contacto con la ciudad. Deben disponer de zonas de transición entre ellos la ciudad construida.

Espacios naturales bien conectados con el resto de la ciudad. Llegar a ellos tiene que se fácil y agradable. Se deben crear itinerarios que acerquen la ciudad a la naturaleza. Espacios naturales bien señalizados, con información, equipamientos y servicios. Como ejemplo el Corredor Verde La Fuente.

Son espacios de conocimiento y valor científico. Se deben elaborar y dar a conocer periódicamente estudios científicos sobre la biodiversidad en los espacios naturales.

Difundir entre la población el valor de la biodiversidad con programa de educación ambiental para todas las edades.

Promover la participación y la implicación ciudadana en la mejora de los espacios naturales, con formulas de acercamiento de los ciudadanos/as hacia estos espacios para dar a conocer su biodiversidad y participar en su protección.

 

 


La conservación de los hábitats


 

Un forma de proteger las especies amenazadas y de incrementar la biodiversidad es conservando el ambiente natural o hábitat en el que viven.

En nuestro país hay unos 120 tipos de hábitats, más de la mitad de los que existen en la Unión Europea. Estos hábitats incluyen la alta montaña, distintos tipos de bosques (encinares, robledales, hayedos, pinares), los humedales, los ríos, la costa y fondos marinos, las estepas o los espacios semidesérticos. La protección de estos hábitats se consigue con la declaración de parques nacionales, parques naturales, reservas naturales, paisajes protegidos, etc. Los espacios naturales protegidos forman parte de una red de espacios protegidos europea llamada Red Natura 2000. Un espacio protegido es un territorio en el que se trabaja para conservar las especies y el paisaje.

La Región de Murcia presenta una importante representación de tipos de hábitats de interés comunitario, algunos de ellos de especial relevancia. Los 48 tipos cartografiados suponen un 48% de los presentes en la Región Biogeográfica Mediterráneas del Estado español (RBM). Además, los 13 tipos prioritarios inventariados suponen 59% del total de prioritarios para la RBM y un 21% del total de prioritario del Anexo I de la Directiva Hábitat.

Los hábitats más extendidos son los matorrales y las formaciones herbosas. Entre los matorrales destaca el tipo “matorrales termomediterráneos y preestéticos” (5330), para el que se describen 23 asociaciones vegetales. Otros hábitats que alcanzan una importante extensión son los tipos “matorrales arborescentes de Juniperus spp” (5210) y los “Brezales oromediterráneos endémicos con aliaga” (4090) de las montañas más altas de la Región. De las formaciones herbosas, el tipo “zonas subestépicas de gramíneas y anuales del Thero-Brachypodietea” (6220*) se encuentra extendido por toda la Región, con 19 asociaciones. Destaca los hábitats prioritarios que presentan una importante extensión regional: “matorrales arborescentes de Ziziphus” (5220), considerado muy raro; “prados calcáreos cársticos o basófilos del Alysso-Sedion albi” (6110), y vegetación gipsícola ibérica (Gypsophiletalia) (1520).

Teniendo en cuenta las características y la distribución de los hábitats en la Región de Murcia, los 47 LIC terrestres y tres LIC marinos que forman parte de la lista comunitaria de la Región Biogeográfica Mediterránea del Estado Español se muestran fundamentales para su conservación. Los instrumentos de planificación y gestión de estos LIC han de garantizar el mantenimiento en un estado de conservación favorable de los tipos de hábitats de interés comunitario y considerar en qué medida los usos de los hábitats resultan compatibles y necesarios para ello.

En esta línea y en desarrollo de la Estrategia Regional para la Conservación y el Uso Sostenible de la Diversidad Biológica, la Región de Murcia dispone del diseño de una Red de Corredores Ecológicos compuesta por 62 corredores que representa el 18% de la superficie regional.

La conservación de la biodiversidad, y en concreto de los hábitats, ha de tener en cuenta no sólo los LIC y sus elementos de conexión, sino el conjunto del territorio. La Ley 42/2007 establece la evaluación de las repercusiones de los planes, programas y proyectos en la conservación e integración de los LIC, que contempla el artículo 6 de la Directiva Hábitats, así como la obligación de los órganos competentes de adoptar las medidas necesarias para evitar el deterioro o la contaminación de los hábitats fuera de la Red Natura 2000.

 


Programas municipales


 

1.- Programa para la Conservación e Incremento de la Diversidad Biológica en los Espacios Naturales de Molina de Segura

 

Los seres vivos, desde las bacterias y los hongos, hasta las plantas superiores y los mamíferos, conforman un complejo mecanismo que permite la vida en cualquier territorio. Aunque no conocemos con exactitud la función que cada especie juega en este sistema, no podemos ignorar que todas tienen un sentido y una importancia real en el funcionamiento global de la vida, independientemente del uso que los humanos hagamos directamente de ellas. Por eso, conservar la biodiversidad es garantizar la vida, incluyendo la de los seres humanos.

Proteger la diversidad exige un esfuerzo común y coordinado entre países y entre administraciones, ya que en la naturaleza no hay fronteras y muchas especies y muchos problemas se desplazan de un lugar a otro. La coordinación y el trabajo a escala internacional son una garantía del éxito.

Sólo sobreviviremos si conservamos la biodiversidad y aprendemos a vivir con ella. La humanidad vive cambios sin precedentes y cada vez más acelerados. En los últimos 50 años, los seres humanos han transformado los ecosistemas más que en ningún otro periodo de tiempo. Sin embargo, a pesar de la ilusión tecnológica, todas las personas dependemos de la naturaleza para poder llevar a cabo una vida digna, saludable y segura.

           

 


Objetivos


 

1. Conservación de la fauna y flora silvestres.

 

Para alcanzar el objetivo de mantener o mejorar el estado de conservación de los hábitats naturales y de las especies de fauna y flora silvestres, el Ayuntamiento de Molina de Segura  trabaja en tres ejes principales: colaboración en la aplicación de las Directivas sobre hábitats y aves, control de los espacios de la  red Natura 2000 y elaboración de programas de acción específicos para la protección de la fauna y flora silvestres.

 

2. Impedir la pérdida de biodiversidad en relación con la gestión de los recursos hídricos, el suelo, los bosques y los humedales

 

Para invertir las tendencias actuales de pérdida de biodiversidad en relación con la gestión del agua, el suelo, los bosques y los humedales, se pretende utilizar la Directiva marco sobre el agua como instrumento para la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica, potenciar la función ecológica de la cubierta vegetal, principalmente para proteger el suelo y combatir la erosión, y proteger las zonas húmedas.

 

3. Impedir la pérdida de biodiversidad en todo el territorio

 

Con vistas a desarrollar instrumentos que potencien la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad en el resto del territorio situado fuera de los espacios protegidos, el Ayuntamiento establecerá las siguientes líneas de actuación: integración de la biodiversidad en políticas relacionadas con los usos del suelo como son la agricultura y el medio ambiente urbano, e incluir la diversidad biológica en las medidas ambientales.

 

2.- Campaña para el fomento de actuaciones en  la ciudad que ayuden a la Conservación de la Diversidad Biológica de Molina de Segura.

 

¿Cómo puedes ayudar a conservar la biodiversidad?

 

  • Compra alimentos ecológicos.
  • Evita la compra en grandes centros comerciales e intenta comprar productos de producción local.
  • Participa de las cooperativas de agricultura biológica de tu localidad.
  • Reduce todo lo posible el consumo de carne.
  • Desplázate andando, en bici o en transporte público. Si tienes que utilizar el coche compártelo.
  • Limita al máximo el uso de la calefacción y del aire acondicionado.
  • Solicita la presencia de estacionamientos para bicicletas en las proximidades al lugar de trabajo o vivienda.
  • Instala bombillas fluorescentes compactas en tu hogar, ahorrarás dinero, energía y emisiones de carbono.
  • Sustituye en tu jardín las especies más exigentes en agua. Deja de utilizar herbicidas y plaguicidas.
  • Si vas a adquirir una vivienda ten en cuenta la localización, la proximidad y posibilidades de desplazamiento mediante bicicleta o transporte público, así como el diseño y materiales utilizados para su construcción.
  • Colabora con tu Ayuntamiento en la defensa de la Biodiversidad.

 

 

Y lo más importante REDUCE:

Compra sólo lo que necesites, reduce tu consumo energético y de agua, reduce la generación de residuos, reduce tu movilidad, así como las emisiones de gases de efecto invernadero. Minimizarás tu impacto sobre el medio ambiente, gastarás menos dinero, y ayudarás a conservas la biodiversidad.