Ayuntamiento de Molina de Segura





Flora Silvestres

AddThis Social Bookmark Button

FLORA


 

La vegetación constituye una interfase de interacción entre el suelo y la atmósfera que se manifiesta a través de una serie de efectos hidrológicos y mecánicos, que repercuten sobre el suelo, tanto en superficie, protegiéndole y sujetándole como en profundidad, incrementado la resistencia y la cohesión del terreno.

Entre las funciones de la vegetación, a tener en cuenta en los programas de conservación de la flora, destacamos las siguientes:

 

- Regula el microclima de su entorno, actuando como sumidero de carbono, regulador del clima.

- Asimilador básico de la energía solar.

- Corresponde a la base de cualquier ecosistema.

- Asegura la estabilidad de las laderas, reduciendo la erosión y la escorrentía superficial.

- Retiene la humedad y regula las temperaturas

- Es componente del proceso de evapotranspiración.

- Permite establecer la relación entre componentes bióticos y abióticos.

- Constituye refugios biogeográficos y geológicos de gran valor e importancia. Son un hábitat ideal para un gran número de especies animales.

- Supone una fuente de alimento para las especies que albergan.

- Permite la amortiguación, protección y la infiltración de las precipitaciones.

- Cumplen un papel de acumuladores de agua y sedimentos.

- Poseen un gran valor paisajístico, recreativo y cultural.

- Mantienen una gran diversidad y riqueza de especies.

Dada su importancia ecológica, y las ventajas prácticas asociadas a una buena conservación de los montes, parece necesaria y urgente la adopción de medidas encaminadas a la protección y regeneración de la flora. Para ello, es imprescindible contar con un conocimiento real del estado de la vegetación de los espacios naturales de Molina de Segura, a partir de la inventariación, caracterización y valoración de estas comunidades.

 


La flora en la Región de Murcia


 

En la Región de Murcia existe una gran riqueza de flora silvestre, con algo más de 2.100 especies de plantas vasculares, de las 7. 000 especies de plantas silvestres que se considera se presentan en la España peninsular, resultado de varios fenómenos tectónicos, de evolución en los vegetales y animales, climáticos, distribución de tierras emergidas y sumergidas, procesos de erosión, la evolución y formación de suelos. De las aproximadamente 1.500 comunidades vegetales registradas en la España peninsular (Rivas-Martínez et al., 2001), unas 308 están presentes en Murcia (Alcaraz et al., en prensa), es decir más del 20% del total

Actualmente, la superficie regional ocupada por cultivos supera el 50% del total, el resto corresponde a matorrales y pastizales, con un 30%, seguida de formaciones boscosas (sobre todo pinares) que llegan al 15%.

Los grandes grupos de plantas vasculares tienen una representación muy desigual en la provincia, con más de 1.500 especies y subespecies las dicotiledóneas y tan sólo 22 las gimnospermas. La familia botánica con mayor número de representantes es la de las compuestas, con 255 especies y subespecies, seguida a buena distancia de gramíneas (180), leguminosas (163) y, con 100 a 102, labiadas, cariofiláceas y crucíferas. En el rango de género destacan silene, con 29 especies, seguido de Teucrium con 27 y Centaurea con 22.

La Región de Murcia presenta algunos endemismos exclusivos, se trata de las especies: Astragalus nitidiflorus, Limonium album, Limonium carthaginense, Moricandia moricandioides subsp. pseudofoetida, Narcissus nevadensis subsp. enemeritoi, Sideritis marminorensis y Teucrium carthaginense.

 

TIPOS AMBIENTES Y NÚMERO DE COMUNIDADES VEGETALES REGISTRADOS EN LA REGIÓN DE MURCIA

 

Tipo de vegetación/ambiente

Nº comunidades

Vegetación de aguas dulces

11

Vegetación marina y de aguas salinas

7

Vegetación primocolonizadora efímera

6

Vegetación lacustre, fontinal y de turberas

12

Vegetación de dunas costeras

6

Vegetación halófila

24

Vegetación de rocas y muros

25

Vegetación de pedregales y ramblas

7

Vegetación antropógena

71

Vegetación de montaña silicícola

1

Vegetación de prados y pastos

42

Vegetación de praderas antropizadas

14

Matorrales bajos de degradación

31

Vegetación arbustiva de margen de bosques

8

Vegetación arbustiva y arbolada de bordes de ríos y ramblas

16

Bosques abiertos mediterráneos de coníferas

3

Bosques y matorrales esclerófilos

22

 


La vegetación potencial en Molina de Segura.


 

Molina de Segura se ubica en los dominios de la cuenca del río Segura, y es atravesada por numerosas ramblas, que suelen aportar aguas salobres y que presentan una vegetación características de tarayales y comunidades quenopodiáceas crasas.

Desde el punto de vista geológico, Molina se encuentra en el ámbito de las montañas subbéticas donde dominan margas, arcillas, margo-calizas y calizas, con afloramientos de yeso, que generan una flora y vegetación características, como puede verse principalmente en la rambla del Carrizalejo, rambla del Chorro, barranco del Diablo, rambla Salada, rambla de las Monjas y rambla de Salinas.

En este municipio, como en el resto de la Región, hacia la mitad del S XIX con el aumento de la población y el paso de las propiedades de tierras a manos privadas, la vegetación natural sufrió una importante agresión, desapareciendo casi en su totalidad los últimos pinares, carrascales y lentiscales bien conservados.

Debido a esta alteración del medio la vegetación natural actual difiere bastante de la potencial, además de presentar una superficie mucho más reducida.

Se entiende por vegetación potencial de un territorio la que llegaría a establecerse si dejasen de desarrollarse en él todo tipo de actividades humanas, es decir, aquella hacia la que evolucionaría la vegetación actual del mismo si cesara la acción del ser humano. Esta evolución no siempre es posible, ya que hay zonas en las que las actuaciones humanas han sido tan profundas que aunque éstas cesaran, la vegetación no retornaría a su estado primitivo.

La importancia de la vegetación potencial en los estudios del medio físico está enfocada hacia una optimización de los usos del suelo.

Esta vegetación potencial viene condicionada en primer lugar por el clima (precipitación y temperaturas), y de manera secundaria por el suelo.

Las pequeñas variaciones del clima local están determinadas por el relieve. La altitud y la orientación van a ser factores a tener en cuenta para explicar las variaciones locales del régimen de precipitación y del de temperaturas.

La capacidad de retención de agua del suelo, por ejemplo, determina la reserva hídrica que va a permanecer a disposición de las plantas durante la época seca, modificando de esta manera la importancia relativa del factor lluvia. La cantidad y calidad de los nutrientes presentes en el suelo, así como su grado de disponibilidad para los sistemas radicales de las plantas, son propiedades edáficas que pueden explicar en algunos casos la presencia o ausencia de determinadas especies.

 

Mapa de Vegetación potencial. Atlas Global de la Región de Murcia

Mapa de Vegetación potencial. Atlas Global de la Región de Murcia

 

En el mapa se destaca la distribución de los principales tipos de vegetación potencial y azonal en la Región de Murcia, ordenada la primera de acuerdo con los pisos de vegetación (desde los de zonas más altas y frías hasta los de las más bajas y cálidas), unidades 1 a 16, y después se ha podido representar a grandes rasgos la distribución de tres tipos de vegetación azonal (dunas, saladares y riberas) En el piso de alta montaña (1 en la leyenda del mapa) la vegetación potencial es un bosque abierto de pinos blancos (Pinus nigra subsp. mauretanica) sobre matorrales almohadillados en los que destaca por su abundancia una leguminosa, Genista longipes.

Biogeograficamente Molina de Segura forma parte de la Provincia fitogeográfica Murciano-Almeriense, sector Alicantino-Murciano y subsector Murciano-Meridional, que incluye la Cuenca del Segura y del Vinalopó, una parte importante del Campo de Cartagena, así como las áreas ribereñas del Mar Menor. Con un alto porcentaje de especies y comunidades vegetales endémicas, así como por una alta presencia de especies vegetales de óptimo norteafricano que, en muchos casos, no se encuentran en otras partes del continente europeo

En Molina de Segura, son escasos los restos de vegetación más o menos intactos, ya que el ser humano ha modificado casi en su totalidad la vegetación primitiva, transformándola en campos de cultivo, pastizales, matorrales o bosques artificiales. En muchos casos el suelo también ha sido alterado y con ello la vegetación primitiva.

Las riberas del río Segura, sobre sustrato aluvial, estarían ocupadas por alamedas, como vegetación potencial, correspondiendo a la serie murciano-almeriense de la alameda (Lonicero biflorae-Populeto albae S.).

Las ramblas con sustratos finos, algo limosos y cierta salinidad, domina el taray (principalmente, Tamarix canariensis) como vegetación potencial, mientras que las ramblas pedregosas destacan los baladres (Nerium oleander).

Donde el agua se puede acumular durante largo tiempo pueden llegar a instalarse fragmentos de series ripícolas, con cañas (Arundo donax), álamos (Populus sp.), olmos (Ulmus sp), juncos (Mucus littoralis, Sciurpus holoschoenus, etc).

El pinar de carrasco (Pinus halepensis) ocuparía las áreas de mayor altitud, formando una cubierta más o menos abierta sobre espartales, donde la naturaleza caliza del sustrato y la pendiente condicionan la existencia de suelos muy exiguos. La vegetación madura es un matorral esclerófilo de lentisco (Pistacia lentiscus), palmitos (Chamaerops humilis), acebuches (Olea europaea), bayón (Osyris quadripartita), espinos (Rhamnus lycioides, Rhamnus oleoides), escobón (Ephedra fragilis), algarrobos (Ceratonia siliqua), esparraguera (Asparagus albus),etc.

El centro y sur del territorio de Molina de Segura sería dominio del lentiscar- coscojar. La coscoja (Quercus coccifera) que llega a cubrir ciertas extensiones en la Sierra de Lugar. El lentisco (Pistacia lentiscus) es una planta muy abundante y típica de esta zona. Le acompañan esparragueras (Asparagus horridus), espinos (Rhamnus lycioides), enebros, lianas (Rubia peregrina subs. longifolia, Clematis flammula) y pinos carrascos (Pinus halepensis).

Por degradación se instalan espartales (Helictotricho filifoliitum sparti), lastonares (Ruto angustifoliae-Brachypodietum ramosi) y tomillares (Stipo-Sideritetum leucanthae).

Los espartales (Stipa tenacissima) son habituales en los paisajes molinenses no muy lluviosos.

Los tomillares sobre sustratos ricos en yeso constituyen un tipo de hábitat prioritario (vegetación gipsícola ibérica) frecuente en la región. También aparecen en margas con especies de la familia de las labiadas.

Otro tipo de hábitat prioritario lo constituyen las estepas salinas mediterráneas (pastizal de lygeum spartum y limonium caesium), tíipicas de zonas húmedas.

El palmito o palma chica (chamaerops humilis) es una especie termófila propia de los pisos litoral y sublitoral, pero que en Molina aparece ligada a ramblas, como la rambla de las Monjas.

Los palmerales de rambla (Phoenix datilifera) representan una huella africana en los paisajes molinenses.

 


La vegetación actual en Molina de Segura


 

La vegetación actual que podemos encontrar en Molina de Segura es el resultado de las diferentes actuaciones humanas sobre la vegetación primitiva. Por lo tanto, en el paisaje vegetal actual y en la distribución de las diferentes unidades de vegetación, influyen no sólo las condiciones ecológicas y ambientales reinantes, sino que el ser humano, a través de sus actividades tanto agrícolas como ganaderas, industriales y forestales, modifica y diversifica el paisaje vegetal, constituyendo un factor determinante. Aparecen nuevas unidades de vegetación, procedentes en su mayoría de la degradación en distintos estados de la vegetación climácica y el resto son introducidas directamente por el ser humano (cultivos, repoblaciones).

En Molina la mano del ser humano se deja notar de forma bastante intensa, las zonas menos accesibles son las que en general ofrecen un mejor estado de conservación. En el norte se localizan las zonas naturales más importantes del municipio, en las que predominan las formaciones de matorral de romero y brezo, salpicadas de bosques de pinos carrascos.

 

Fotografía de flor centauro Fotografía flor perpetua
Fotografía de flor Bayón Fotografía de flor Coronilla de fraile

 

Los matorrales y pastizales están ampliamente extendidos en Molina de Segura, destacando los espartizales en cotas medias y bajas. Son frecuentes los matorrales ricos en especies de la familia labiadas (Thymus, Teucrium, Sideritis, Lavandula, Rosmarinus, etc) y cistáceas (Cistus, Helianthemum, Fumana).

 

Fotografía de matorral Fotografía de matorral

 

También son de importancia los matorrales sobre yesos que presentan gran número de endemismos, y que en Molina de Segura aparecen ligados a ramblas.

En laderas margosas son frecuentes los matorrales de Salsola Genistoides, dominados por almarjos y salaos en las vaguadas salobres o salinas (Suaeda, Sarcocornia, Arthrocnemum, Atriplex, etc.), especialmente de la rambla Las Salinas, el Salar Gordo y las lagunas de Campotejar.

 

Fotografía de praje

Otros tipos de pastizales dominados por diversas especies de gramíneas (Stipa, Poa, Festuca, Helictotrichon o Brachypodium) están ampliamente extendidos en zonas elevadas de La Alcayna, Altorreal, paraje Las Canteras, Cabezo de la Albarda.

 

Fotografía de pastizales

 

Un clima seco dificulta las formaciones boscosas naturales, que son escasas, aunque existe por el contrario, un incremento en las superficies repobladas a partir de terrenos marginales, dominadas por pinares de Pinus halepensis.

 

Fotografía de Clima seco

 

Otras extensiones con lentiscales (Pistacia lentiscus) o chaparrales (Q. coccifera) están muy reducidas o se encuentran actualmente como sotobosque de pinares, es el caso de la Loma de Planes, la Sierra de Lugar, el Parque Ecológico Vicente Blanes.

 

Planta

 

Los enebrales (J.oxycedrus) raramente se presentan como formaciones monoespecíficas y suelen formar parte de pinares y coscojales.

 

Fotografía de enebral

 

La presencia de caducifolios es puntual, quedando localizados en vaguadas, barrancos y sobre todo en pequeñas manchas a lo largo del río Segura, con especies como chopos y alamos (Populus), sauces (Salix), olmos (Ulmus) o fresnos (Fraxinus).

 

Fotografía de caducifolios

Son más frecuentes los bosquetes de tarajes (Tamarix) o baladres (Nerium oleander), especialmente en cauces de ramblas.

En el grupo de endemismos abundantes debe destacarse el caso de muchas plantas aromáticas de la familia de las labiadas (Thymus, Teucrium, Satureja, Sideritis, Salvia), destacando el género Limonium, con 25 especies presentes en la Región de Murcia, 17 son endemismos iberolevantinos.

 

Fotografía de planta aromatica Fotografía de planta aromatica

 


Catálogo


 

CATALOGO DE ESPECIES DE FLORA SILVESTRE PRESENTES EN EL TÉRMINO MUNICIPAL DE MOLINA DE SEGURA

 

“En peligro de extinción”

Alcornoque (Quercus suber)

Encina levantina (Quecus ilex)

Fresno (Fraxinus angustifolia)

 

“Vulnerables”

Arto (Ziziphus lotus)

Cantueso (Thymus moroderi)

Chopo o alamo negro (Populus nigra var nigra)

Cornical (Periploca angustifolia)

Taray (Tamarix boveana)

Tomillo amargo (Teucrium libanitis)

 

“De interés especial”

Aladierno (Rhamnus alaternus)

Alamo blanco (Populus alba)

Almez (Celtis australis)

Anábasis (Anabasis hispanica)

Bayón (Osyris lanceolada)

Boja amarilla (Astragalus alopecuroides Subs. grossi)

Brezo de invierno (Erica multiflora)

Cambron (Lycium intricatum)

Cornicabra (Pistacia terebinthus)

Geranio de roca (Erodium saxatile)

Encina (Quercus rotundifolia)

Enebro común (Juniperus oxycedrus Subsp. oxycedrus)

Espino blanco o majuelo (Crataegus monogyma)

Jara pringosa (Cistus ladanifer Subs. Ladanifer)

Madroño (Arbustos unedo)

Mirto (Myrtus communis)

Oivardilla (Phyllyrea angustifolia)

Olmo (Ulmus minor)

Palmito (Chamerops humilis)

Sabina común (Juniperus phoenicea Subsp. phoenicea)

Sauce (Salix sp)

Taraje (Tamarix canariensis)

Tarajes (Tamarix sp)

 

 

“Especies cuyo aprovechamiento en el territorio de la Región de Murcia requiere la obtención de autorización administrativa previa”.

Pinos (Pinus sp pl)

Coscoja (Quercus coccifera)

Siemprevivas o sopaenvinos (Limonium sp pl)

Tapeneras o alcaparras (Capparis sp pl)

Espinos negros (Rhamnus sp pl)

Lentiscos (Pistacia sp pl)

Acebuches (Olea europaea)

Espliegos, cantuesos (Lavandula sp pl)

Poleo blanco, tomillos (Micromeri ap pl)

Salvia (Salvia lavandulifolia )

Tomillos (Thymus sp pl)

Madreselvas (Lonicera sp pl)

Manzanillas de monte (Santonina sp pl)

Palmera datilera (Phoenix dactylifera)

Rabogato (Sideritis leucantha)

Varicas de San Jose (Ornithogalum sp pl)

Brusco o rusco (Ruscus aculeatus)

Gladiolos de campo, lirios

Orquídeas silvestres: Espejo de Venus (Ophrys speculum) y Obeja negra (Ophrys fusca)