Ayuntamiento de Molina de Segura





El servicio gratuito de comedor escolar de verano se complementa en agosto con actividades lúdicas y educativas

AddThis Social Bookmark Button

El servicio gratuito de comedor escolar, que la Concejalía de Bienestar Social presta este verano en el CEIP Tierno Galván, se complementa este mes de agosto con la realización de actividades lúdicas y educativas, con el objetivo de ofrecer a los niños y niñas que se benefician de este servicio un ocio saludable en periodo estival.

 

Las actividades, en las que participa una media de 45 menores durante todo el mes, se llevan a cabo en las horas previas a la comida, entre las 11.30 y las 13.30 horas, y están dirigidas por cinco monitores de ocio y tiempo libre, con la participación de técnicos-educadores de la Concejalía de Bienestar Social, que desarrollan funciones de supervisión y seguimiento.

 

Este programa, que también se constituye en un elemento conciliador de la vida familiar y laboral, se realiza por segundo año consecutivo y en él participan menores de edades comprendidas entre los 6 y los 16 años que se encuentran inmersos en alguna intervención de las que desarrollan los técnicos de la Concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de Molina de Segura. También existe la posibilidad de que participen de las actividades otros menores ajenos a estas actuaciones.

 

Durante las dos horas diarias del programa los menores desarrollan habilidades sociales, actividades de fomento de valores para la integración social y juegos que potencian la educación en valores, la cooperación y la resolución de conflictos.

 

Como especial novedad, este año se presta un servicio de transporte, con una ruta especial para los participantes, que se inicia en la Avenida de Madrid, a las 11.00 horas, realizando tres paradas en su ruta hacia el CEIP Tierno Galván. El viaje de vuelta, una vez terminado el servicio de comedor, se hace a las 15.30 horas.

 

El servicio gratuito de comedor escolar de verano para menores de familias en situación de necesidad o riesgo de exclusión social se presta durante julio y agosto y tiene un doble objetivo: proporcionar a los menores en periodo vacacional una alimentación adecuada a sus necesidades, respetando las diferencias culturales, religiosas, así como las intolerancias y alergias alimenticias; y facilitar un espacio donde los menores puedan reforzar hábitos alimentarios convenientes, de higiene, relacionales, educativos y de integración social.