Ayuntamiento de Molina de Segura





Mitos en Internet

AddThis Social Bookmark Button

 

 

 

En la actualidad existe un número de mitos en torno a Internet. El más relevante es el del anonimato. Todo aquel usuario que esté online, mediante cualquier dispositivo (PC, notebook, tablet, o smartphone) está identificado por un número, llamado dirección IP. Como la dirección IP nos es asignada por el proveedor de Internet (que tiene todos nuestros datos), entonces el anonimato en la Web, salvo para los expertos, es casi inexistente.

Todo lo que llamamos información se ha transformado en cadenas de unos y ceros que viajan sin frontera ni aduana. Así que es imposible evitar que alguien copie, reenvíe, retuitee, y comparta. Cabe destacar la utilización de herramientas basadas en coordenadas geográficas que se pueden vincular a fotos y comentarios, sobretodo en redes sociales, y que no nos permiten mantener la privacidad en la red.

 

 


MITOS Y REALIDADES SOBRE INTERNET


 

 

 

Muchos usuarios desconocen la manera segura de navegar por la red. No conocen ni saben evitar los sitios peligrosos, no utilizan una política sólida de acceso a Internet ni utilizan un navegador seguro, o no cuentan con la experiencia suficiente para reconocer un sitio peligroso con tan sólo verlo.

Existen infinidad de mitos o leyendas acerca de Internet. A continuación se muestran los más destacados:

 

Mito 1. La búsqueda de información en Internet es muy fácil.

Erramos cuando pensamos en es muy fácil encontrar y acceder a lo que quiera y cuando quiera en Internet. Cuando se le da una tarea a un principiante que implica buscar información, puede que se pierda, puede que nunca encuentre la información que está buscando, ya que encontrar información implica poseer habilidades. La tarea de búsqueda puede ser relativamente fácil, pero buscar información significativa, importante, no lo es, por el contrario, es más complejo y requiere de habilidades y conocimientos respecto a sitios web fiables.

 

Mito 2. Internet como canal de información y conocimiento.

Con respecto a este mito y definiendo Internet como la infraestructura tecnológica de la red mundial que posibilita el acceso a la información y el desarrollo del conocimiento, se observa que a veces se pierde mucho tiempo para localizar la información que se necesita y existe mucha información poco fiable.

Internet provee de una serie de recursos que soportan distintos tipos de comunicación humana, como el correo electrónico, chat, listas, grupos de noticias, etc., pero ello no implica que por el sólo hecho de tener disponible estos servicios la comunicación, y más específicamente, la comunicación humana se vea favorecida.

 

Mito 3. Internet es seguro si no se visitan sitios peligrosos o extraños.

Existe un alto porcentaje de páginas web de confianza que se han catalogado como sitios que alojan programas maliciosos. La mayoría de los sitios infectados son páginas web en las que el usuario confía y, de hecho, puede que visite diariamente y que son secuestradas para la distribución de malware.

 

Mito 4. En la descarga de archivos se encuentran los virus informáticos.

La mayoría de infecciones provocadas por el malware se producen mediante una descarga no autorizada. El código malicioso se puede encontrar oculto en el contenido de la página web y descargarse y ejecutarse de manera automática en el navegador con el simple hecho de visitar la web en cuestión.

Lo que puede ocurrir en realidad es que el usuario no sea consciente de que ya está infectado. Muchos ataques provocados por los programas maliciosos están diseñados para robar información personal y contraseñas, o para utilizar el equipo para distribuir correo no deseado, malware o contenido inapropiado sin que el usuario sea consciente de ello.

Y no sólo los usuarios ingenuos son las víctimas de estos ataques. Los programas maliciosos procedentes de descargas no autorizadas se activan de forma automática sin ninguna acción por parte del usuario que no sea, simplemente, visitar ese sitio.

 

Mito 5. Firefox es más seguro que Internet Explorer.

Todos los navegadores están expuestos a los mismos riesgos porque, básicamente, todos ellos, son un entorno de ejecución del lenguaje de programación que se usa en Internet y por tanto, utilizan los creadores de malware. Además, muchos ataques van dirigidos a complementos que se utilizan en todos los navegadores.

 

Mito 6. Cuando aparece el icono de candado en el navegador, es seguro.

El icono de candado indica que hay una conexión cifrada con SSL entre el navegador y el servidor, pero no ofrece ningún tipo de seguridad contra el malware.

 

 


INTERNET COMO VEHÍCULO DE RUMORES: TIPOS DE MENSAJES


 

 

 

En Internet un mensaje está hecho para circular, ya sea porque contiene una advertencia que es necesario difundir o una información que hay que compartir. Este hecho hace de Internet y del correo electrónico medios idóneos de transmisión de rumores. Esta clase de mensajes, la mayoría de las veces indeseables, incómodos y perjudiciales para los receptores de estos tipos de correos, son potencialmente una pérdida de tiempo para el receptor.

Uno de los principales problemas es la saturación de la bandeja de entrada del receptor. El receptor en su cuenta de correo electrónico frecuentemente es bombardeado por mensajes de este tipo, hasta llegar incluso a sobrepasar el límite permitido de almacenamiento, como consecuencia la cuenta de correo quedaría inactivo, perjudicando definitivamente al usuario. Otro problema es que un mensaje que contenga muchas direcciones puede pasar por un ordenador con un troyano que capture las direcciones para spam.

Para evitar email de este tipo, se debe considerar como correo no deseado y, como medida de protección, nunca reenviarlo. En caso de abrir un mensaje de este tipo, no es recomendable usar la opción ‘responder a todos’, dado que incrementa el tráfico de mensajes exponencialmente y la persona que envía pierde control sobre quien recibe su dirección.

Algunos de los correos electrónicos más comunes que contienen mensajes de este tipo son:

  • Las alertas sobre virus informáticos

En ocasiones observamos que nuestra computadora actúa de forma extraña y nos preguntamos si no estará infectada por algún virus informático. Si bien es cierto que estos programas maliciosos existen realmente y hay programas antivirus para proteger nuestras computadoras, también es cierto que muchas de las alertas que circulan sobre ellos son falsos. Quizá son el tipo más común de mensajes que podemos encontrar en Internet o recibir por correo electrónico. Son advertencias sobre virus y mensajes acerca de servicios y fraudes u ofertas muy tentadoras de productos. Una señal de que es un engaño es que incluye una cantidad inmensa de direcciones de personas a las que les fue enviado el mensaje, utiliza lenguaje técnico para dar más credibilidad y es firmado por alguien de confianza o con autoridad.

  • Las cadenas mágicas

Son mensajes basados en la superstición de las personas a quienes se les envía,. Entre otras características, en ellos se prometen que entre a más personas sea enviado el mensaje mayor será la felicidad. Estas cartas presentan numerosas variantes de acuerdo a su contexto, de forma que hay versiones de una misma carta en diferentes idiomas. En ocasiones presentan una amenaza en caso de romper la cadena. Es fácil reconocerlas por su petición final.

  • Las cadenas de solidaridad  

A diferencia de las cadenas mágicas las peticiones de solidaridad no prometen la felicidad al reenviar el mensaje, pero piden ser solidarios ante una situación extrema vivida por alguien a quien no se conoce. La mayoría de las cadenas de solidaridad son rumores y suelen contener referencias poco precisas de nombres y de los lugares señalados, aunque no es difícil comprobar su veracidad.

  • Las peticiones

Mientras que las cadenas de solidaridad dicen que se recolectará dinero por cada mail re-enviado para ser destinado a una persona en dificultades, las peticiones no solicitan dinero alguno, solo piden la firma de la gente para manifestar su repudio contra actos bárbaros o su solidaridad con causas justas. Se debe ser cauteloso en este punto. El problema es la dispersión de las firmas.

  • Correos electrónicos fraudulentos

Son aquellos que prometen productos gratis, descuentos, rifas de viajes, un cheque, si se reenvían a varios contactos. La gran mayoría es mentira. Es mejor investigar por la red acerca de estos tipos de ofertas generosas y no verse envuelto en una la creencia de que recibirá pronto algo por nada. En la red existen numerosos comentarios y opiniones de casos personales de diferentes usuarios afectados.

  • Las leyendas urbanas

En inglés “urban legend”. Circulan ampliamente de boca en boca, a través de los medios de comunicación, por fotocopias o por Internet. Las leyendas urbanas se encuentran muy próximas a las notas policíacas de los periódicos mientras que otras lo están de las viejas leyendas de aparecidos

  • Las historias divertidas

Se trata de cadenas de correos electrónicos con el único fin de hacer reír a los usuarios de Internet.

 

CONCLUSIONES

En general, la mejor opción que se puede hacer al recibir uno de estos tipos de email electrónicos es ignorarlo, y no enviárselo a nadie más.

En la mayoría de los casos, aunque suenen a reales, se tratará de historias completamente falsas, y en los pocos casos en los que se trate de una historia con un origen real, es muy posible que haya degenerado de tal forma en el mensaje que usted recibe que ya resulte irreconocible, que la información sea errónea, o que ya no tenga sentido

Si se siente interesado por lo que dice el mensaje, pruebe a encontrar más información al respecto en cualquiera de los buscadores más conocidos antes de actuar. Fíjese bien en si el mensaje tiene algún tipo de fecha de caducidad si se trata de una petición de votos para algo; intente comprobar si lo que dice el mensaje es cierto; procure ver, si hace referencia a alguna entidad u organización, si puede obtener más información visitando su sitio web.

Se están experimentando años apasionantes en torno al mundo de Internet, donde se ve  crecimientos espectaculares en el uso de las nuevas tecnologías en el sector cultural. Las editoriales, bibliotecas y librerías empiezan a familiarizarse con las particularidades de las nuevas tecnologías sociales. Lo importante para los profesionales del sector del libro es ser conscientes de esta evolución con precisión y cautela de todas las ventajas y peligros que conciernen y acercarse a estas tecnologías con el fin de intentar entender qué está pasando y hacia dónde vamos.