Ayuntamiento de Molina de Segura





El patrimonio cultural de carácter etnográfico

AddThis Social Bookmark Button


 

Hay muchas definiciones de patrimonio etnográfico. La que encontramos en la Ley de Patrimonio Cultural de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, nos parece muy acertada. En su artículo 65 lo define como el que esta constituido por los bienes muebles, inmuebles e inmateriales  en los que se manifiesta la cultura tradicional y los modos de vida propios de la Región de Murcia.

 

Podríamos reflexionar sobre este concepto. Parecería que se refiere a la cultura tradicional y los modos de vivir de los últimos siglos, sobre todo desde el XIX y gran parte del XX. En cierta medida así es. Pero no tenemos que olvidar que nuestra cultura y forma de vida regionales, hunden sus raíces en lo más hondo del tiempo. Las costumbres tradiciones y modos de un lugar se forman con las sucesivas capas que las culturas van aportando a un medio natural primero. Nuestra cultura y tradición es una reelaboración, un producto final formado con los distintos hilos que forman la trama.

 

En cualquier caso aunque lo de ahora venga de lejos, dos son los escenarios de lo etnológico en Molina de Segura: El campo y la huerta.

 

Los elementos más destacados del patrimonio etnológico en Molina de Segura tienen también otra vertiente: lo inmaterial y lo material. Lo inmaterial habría que fijarlo en las costrumbres, la cultura tradicional y los modos de vida que todavía aguantan las dentelladas de la revolución tecnológico-industrial. Son muchos los que hoy viven todavía en el espacio mental en el que el “manejo” era de otra manera. Caso aparte de lo inmaterial es el lenguaje propio de la zona molinense. La lengua de Murcia, la derivación del castellano hablada en Murcia, tiene su propia forma en Molina. Charate (para llamar al saltamontes) pere (para decir padre). Lo material queda representado por la utilización todavía de objetos y herramientas que se crearon en otra época.

 

Son innumerables los ejemplos de etnología que quedan en Molina: casas cueva por todo el campo, aljibes y pozos para el agua… pero vamos a centrarnos en algunos ejemplos concretos más destacados:

 

En primer lugar tenemos que hablar de dos museos. El más antiguo es el Etnológico de Carlos Soriano en el Llano de Molina. Es un museo de corte tradicional donde gira sobre todo en torno a los usos, costumbres y utensilios de la huerta. No olvidemos la importante zona de cultivos que el paso del río Segura forma en las pedanías del oeste del municipio (el Llano, La Torrealta y La Ribera). En el museo se recogen principalmente herramientas y podemos hacernos a la idea de cómo era una vivienda solariega de la zona.

 

Se encuentra el museo enclavado en una zona de huerta virgen del Llano de Molina. Además forma parte también del museo la Noria de Carlos Soriano que esta declarada bien de interés cultural (BIC) y que es la única que cumple con su función de toda la Vega Media.

 

   

 

Para más información, consulte estos enlaces, Noria de Carlos Soriano y Museo Etnográfico Carlos Soriano

 

El otro de los museos es el Centro la Albarda de Ritos y Tradiciones del Campo de Molina. En él se recoge la cultura inmaterial de esta zona de Molina. Ritos, formas de ver la vida en el campo.

 

Consulte el siguiente enlace, Centro la Albarda de Ritos y Tradiciones del Campo de Molina

 

Otro elemento del patrimonio etnológico destacable es la noria de la Compañía. Su nombre le viene de haber pertenecido a la finca que los Jesuitas poseían en Molina de Segura en los terrenos que hoy ocupa el ayuntamiento y gran parte del parque de la Compañía.

 

Se instaló en el siglo XVIII para regar las zonas altas cercanas, lo que hoy es la Punta del Lugar.

 

 

Para más información, consulte el siguiente enlace, Noria de la Compañía

 

Son de resaltar por otro lado los numerosos molinos hidráulicos que existieron en la ciudad y de los que solo contamos con 2 situados en la acequia Mayor de Molina. Los dos se encuentran en desuso: el Molino de Olayo y el Molino de la Villa en el Barrio del Castillo.

 

Así mismo tendríamos que  resaltar uno de los pocos molinos de viento que existen en la Vega Media. Nos referimos al de la Molineta en la pedanía de la Hornera.


 








 

 Visitas guiadas

 

Zoco