Ayuntamiento de Molina de Segura





La escultura 'Mirada', de Anabel del Canto, preside la rotonda de entrada a Molina de Segura desde la Carretera RM-A5 y la Autovía A-30

AddThis Social Bookmark Button

El acto de inauguración de la escultura Mirada, realizada por la artista Anabel del Canto Rodríguez, y promovida por el Ayuntamiento de Molina de Segura, tuvo lugar el miércoles 3 de julio, en la rotonda de Las Salinas (en la glorieta existente en la entrada al núcleo urbano desde la Carretera RM-A5 y la Autovía A-30). Asistieron la Alcaldesa de la localidad, Esther Clavero Mira, y la propia artista. El consistorio molinense ha invertido un total de 139.150 euros en la escultura, en la cimentación y preparación de la glorieta y en la dotación de suministro eléctrico.

 

MIRADA

 

Según explica la autora de la escultura, Anabel del Cano  (http://anabeldelcanto.com), “en una mirada puede verse mucho más que los ojos, en su profundidad puedes encontrar muchos significados, sensaciones y sentimientos. Miradas desafiantes, soñadoras, ausentes, misteriosas, perturbadoras, expresa todas las pasiones que alberga el alma. La mirada es el punto de partida para interactuar con nuestro entorno, implica reflexionar los espacios que nos rodean y nuestras ideas. Con nuestra mirada creamos una forma de pensar y de crear, generando sensaciones”.

 

“Sin la mirada el paisaje no existiría, sería un simple territorio, un espacio”.

 

“El círculo se cierra sobre sí mismo y por ello representa la unidad, lo absoluto, la perfección y es una forma armónicamente amable con el entorno. Dentro de él, la pieza que sale de la tierra, genera en un interior un espacio vacío que nos permite observar a su través el paisaje que la rodea, dándonos diferentes puntos de visualización al transcurrir alrededor de ella.

La escultura proyectada para ese espacio de paso, de confluencia de comunicaciones, plasma el punto de encuentro de entrada y salida, el confluir diario de este entorno y punto de encuentro de personas que quedan para compartir viajes”.

 

La escultura Mirada tiene un peso de 14.580 kg, y está realizada en acero de carbono patinado químicamente y pavoneado, con pintura especial de dos componentes para exterior. Ha supuesto una inversión de 89.377,85 euros.