Ayuntamiento de Molina de Segura





Valorados en más de 400.000 euros los daños producidos en las áreas empresariales de Molina de Segura por las últimas lluvias de la DANA

AddThis Social Bookmark Button

 

El fenómeno DANA pasó por la Región de Murcia y registró precipitaciones de gran magnitud, produciendo grandes daños en todo tipo de infraestructuras y construcciones públicas y privadas. Solo en el término municipal de Molina de Segura, cayeron los pasados 12 y 13 de septiembre, más de 200 litros por metro cuadrado, vertiendo una cantidad de agua equivalente a la que gasta el municipio durante 6 años y medio. Según estimaciones propias, el volumen hídrico recogido se acercó a los 35 hectómetros cúbicos en Molina de Segura, correspondiendo, por ejemplo, a toda la capacidad del pantano de Santomera, o el equivalente al riego de socorro total que suele enviar el Trasvase Tajo Segura en verano hacia la Región.

 

Estas precipitaciones torrenciales, ocurridas en unas pocas horas, produjeron una larga serie de daños, desperfectos y destrucciones en multitud de áreas del término, esencialmente en los caminos del campo, en las áreas industriales y en la huerta tradicional.

 

En los caminos rurales se han producido desperfectos como arrastres de tierra, despegado de asfalto, volcado de vallados y destrucción de taludes; incluso se rompieron varios tramos de colectores de aguas residuales de distintas zonas del término. La huerta de Molina quedó anegada por la salida del Río Segura de su cauce, pese a la existencia de las altas motas construidas tras la riada de 1987, que han sido desechas en bastantes tramos de la ribera del Río hasta desaguar en los huertos molinenses.

 

Decenas de viviendas y construcciones han quedado arrasadas y muchas inservibles, quedando anegadas un total de 5.000 tahúllas de huerta en El Llano de Molina, Huerta de Abajo y Huerta de Arriba, La Arboleja, El Barranco, Balsa del Lino, La Torrealta y La Ribera de Molina. Hasta el puente metálico que comunicaba la ciudad con El Paraje de Alguazas ha quedado inservible, debido a la acumulación progresiva de 400 metros lineales de restos de cañas, que fueron situándose debajo con la presión del agua, y haciendo palanca hasta desencajarlo de su sitio.

 

Pero en las áreas empresariales, sus inmediaciones y sus accesos, también se han registrado daños de importancia, con una valoración estimada de 419.500 euros, cuyo informe ha sido remitido a las autoridades regionales para su inclusión en la previsión de ayudas a los entes locales mediante el Decreto de emergencia aprobado por el Gobierno de España.

 

Entre las consecuencias observadas se encuentra: el volcado de 40 metros lineales de valla metálica sobre muro de hormigón prefabricado, en muro perimetral norte de Ciudad del Transporte; arrasado de 97 metros lineales de muro perimetral oeste y sur, compuesto de una altura de tres bloques de hormigón prefabricado y valle metálica superior; desprendimiento de tierras en 20 metros lineales de muro, y hundimiento de calzada en Calle Las Torres de Cotillas de La Polvorista Sur; desprendimientos de tierra procedente de taludes y acumulación de lodos en varios viales de las áreas industriales de Molina de Segura; destrozo global de calzada y firme de 700 metros lineales del trazado de la Carretera de Campotéjar, a la altura del polígono La Estrella; desprendimiento y agrietamiento de firme y aparición de baches en varios viales de las áreas industriales de Molina de Segura, con un total aproximado de 27.000 metros cuadrados.

 

Las acciones planeadas para el arreglo y solución de estos daños, lo cual consta en el informe que la Oficina Municipal de Empresas ha redactado tras la exhaustiva inspección de las zonas son: la colocación de vallas, la construcción de muros de bloques y de hormigón armado, el fresado y asfaltado de viales, la recogida de tierras y limpieza de calles, la reconstrucción de plataforma, la reposición de zahorra y pavimentación de firme con asfalto.

 

El Ayuntamiento de Molina de Segura espera obtener las ayudas necesarias para la normalización infraestructural y la adecuación de las zonas siniestradas, con el fin de proceder a los cuantiosos arreglos pertinentes. La Oficina de Empresas seguirá muy  pendiente de las noticias en este sentido, para poder restituir las zonas afectadas y que no alteren el funcionamiento normal de las áreas empresariales de Molina de Segura.