Ayuntamiento de Molina de Segura





El Ayuntamiento de Molina de Segura finaliza las obras de peatonalización de la Calle Serreta y los trabajos de impermeabilización del pabellón infantil del CEIP La Purísima en la pedanía de El Llano

AddThis Social Bookmark Button

 

La Concejala de Vía Pública, Obras Municipales e Infraestructuras, Fuensanta Martínez Jiménez, el Concejal de Movilidad, Eliseo García Cantó, y técnicos municipales, han realizado una visita a las obras el miércoles 16 de octubre. A continuación, junto a la Concejala de Cultura, Soledad Nortes Navarro, y el Presidente de la Asociación de Vecinos del Barrio del Castillo, David Marcos, han realizado también una visita al mural conmemorativo en homenaje al Mirador del Castillo La Alcazaba y la antigua muralla del Barrio del Castillo.

 

Las obras de peatonalización realizadas en Calle Serreta, entre Ronda de Levante y Avenida de la Eras, en El Llano de Molina, son una de las actuaciones recogidas en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI), Molina 2020 Avanza Contigo, que cuenta con un presupuesto total de 12.500.000 euros, de los que el 80%, 10.000.000 euros, es financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y el 20% restante, 2.500.000 euros, por el Ayuntamiento de Molina de Segura, para la realización de actuaciones de desarrollo urbano sostenible e integrado desde su resolución hasta el año 2023. Los trabajos han supuesto una inversión de 107.916,83 euros, a cargo de la Concejalía de Movilidad, y han sido realizados por la Pavasal Empresa Constructora, SA.

 

La Calle Serreta une el Polígono Industrial del mismo nombre con la pedanía, pasando por delante del CEIP La Purísima y la Escuela Infantil de El Llano de Molina. La circunstancia de la existencia de estos dos centros educativos de diferentes etapas, uno frente al otro, generaba la afluencia de gran cantidad de vehículos a determinadas horas del día, así como un flujo de coches diario que por esta vía acceden al Polígono Industrial La Serreta. Como consecuencia de esta afluencia masiva de vehículos, la llegada al centro escolar a pie se convertía en algo complicado e inseguro, por lo que desde el Ayuntamiento de Molina de Segura se optó por la peatonalización del tramo de calle que afectaba a las entradas de estos centros de enseñanza y la implantación de un aparcamiento disuasorio en una parcela municipal situada a escasos metros, con una superficie de 3.000 m2 y una capacidad estimada de 120 plazas.

 

Las obras de peatonalización han supuesto la pavimentación de 1.100 m2, la colocación de mobiliario urbano, la renovación de alumbrado público por uno más eficiente con tecnología LED para conseguir un ahorro energético, y la plantación de arbolado con su correspondiente red de riego para dotar de sombra la zona.

 

Asimismo, se ha realizado la conexión mediante una acera de 2 metros de anchura desde esta nueva zona peatonal hasta el Polígono Industrial La Serreta, con el fin de favorecer al máximo la movilidad a pie entre este centro de trabajo y la pedanía de El Llano de Molina.

 

En cuanto a los trabajos de impermeabilización de la cubierta del pabellón infantil del CEIP La Purísima, en El Llano, la inversión asciende a 15.302,05 euros y ha sido realizada por la Concejalía de Educación, como actuación de mejora en centros docentes públicos.

 

El nuevo mural conmemorativo en homenaje al Mirador del Castillo La Alcazaba y la antigua muralla del Barrio del Castillo está ubicado en la fachada frontal y lateral del Edificio Cristo Rey, en Calle Cultura, esquina con la Calle Honda, en Barrio del Castillo, y ha sido realizado por el artista plástico yeclano Jorge Ortuño Terol. Se trata de un proyecto de la Asociación de Vecinos Barrio del Castillo, que ha contado con la colaboración de las concejalías de Vía Pública y Cultura del Ayuntamiento molinense, que han invertido unos 4.076,61 euros en su realización.

 

Se trata de una de las intervenciones plásticas pensadas para la revalorización del Barrio del Castillo, usando las paredes del inmueble como lienzo para rendir tributo a este barrio que tanta importancia tiene en la historia del municipio. A través de la pintura, se han llevado a cabo representaciones artísticas de motivos emblemáticos del barrio, de su historia y de sus leyendas. Entre otros motivos, en la pintura mural aparecen reflejados: la muralla árabe, así como el mito de los pasadizos subterráneos, la arquitectura de la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción, o el Restaurante La Maita. Todo ello, teniendo en cuenta la arquitectura del edificio y actuando siempre en armonía con la misma.

 

Cuenta con una estética moderna, acorde con el estilo arquitectónico, que, a su vez, da pie a soluciones estéticas abstractas y creativas que van más allá de la mera reproducción fotográfica, teniendo en cuenta la coherencia de la paleta cromática y la complejidad de la arquitectura (vanos, puertas, etc.).

 

Jorge Ortuño Terol (Yecla, 1993), conocido en el mundo del arte urbano como Salvaje Selva, es un artista plástico que trabaja combinando la abstracción orgánica con motivos figurativos. Está muy interesado en la experimentación formal con el spray y otras técnicas propias del arte urbano. Su trabajo es rico en texturas originales y diversas que se derivan de sus procesos de trabajo.

 

Aunque está afincado en Madrid por motivos de trabajo, actualmente se encuentra involucrado en proyectos colaborativos con barrios y pueblos de la Región de Murcia, a través de los cuales intenta lograr un equilibrio entre los motivos esenciales del lugar y su visión particular de la pintura mural.

 

Tiene un especial cariño al Barrio del Castillo de Molina de Segura, ya que tiene familiares próximos que residen en la zona y lo conoce desde su infancia. Fruto de la buena relación con los vecinos del barrio, del diálogo y el consenso, ha nacido este proyecto, a través del cual se pretende dar la importancia que merece mediante este homenaje pictórico.