Ayuntamiento de Molina de Segura





La Oficina de Empresas se propone crear una red municipal de Responsabilidad Social Corporativa para que las empresas molinenses contribuyan a “hacer ciudad”

AddThis Social Bookmark Button

 

Ésa es una de las ideas con las que la Oficina de Empresas, por medio de su responsable, Santiago Pastor Palazón, ha regresado de la cita europea de Nantes, donde se han encontrado ciudades como Milán, Sofía, Guimaraes o la propia organizadora del evento. Se trata del encuentro CITIES4CSR de Urbact, financiado en un 85% por el FEDER, y en esta ocasión versa sobre la regeneración social y urbana del Barrio de Fátima a través de la colaboración corporativa.

 

La participación molinense ha ido encabezada por el responsable municipal de Proyectos Europeos, Antonio Gomariz Pastor, junto a la Oficina de Empresas, la consultora especializada Clara Cabello, de la empresa Eurovértice, el empresario local Anthony Renton, de la compañía Vrio Servitir, y, como freelance externo, el arquitecto Juan Antonio Santa-Cruz, de Santa-Cruz Arquitectura.

 

La Responsabilidad Social Corporativa está muy implantada y de moda en toda Europa, y consiste en una forma de dirigir las empresas hacia la gestión de impactos que su propia actividad genera sobre sus clientes, empleados, proveedores, accionistas, vecinos, medioambiente y sobre la sociedad en general.

 

La RSC es una manera de contrarrestar los desequilibrios que la globalización y el capitalismo salvaje han provocado en nuestras sociedades, revirtiendo sus consecuencias. Trata de conseguir en la empresa y en el municipio donde actúa, valores como la ética, la sostenibilidad, la transversalidad, la coherencia, la gestión de impactos, la globalidad, la satisfacción o la justicia social.

 

El interés de la propuesta de creación de una red municipal de RSC radica en que las compañías, de todos los tamaños, formas jurídicas y sectores, pueden participar en las inversiones, planes de acción y planificaciones municipales, aportando no solamente recursos económicos, sino tiempo, empleados, mano de obra, productos en especie e incluso proyectos o servicios concretos.

 

Bastantes son ya las empresas que han aportado su RSC al Ayuntamiento de Molina de Segura y han orientado parte de sus acciones al municipio que les aloja, y a los vecinos y trabajadores que les mantienen. Es el caso de mercantiles como Francisco Aragón, Soltec, Eversia, Arom, Fini Golosinas España, Chubb, Auxiliar Conservera, Alcurnia, y otras muchas sociedades locales concienciadas en que su función económica debe de ir aparejada a su concienciación social y cultural, ayudando a vertebrar y mejorar un municipio, de cuyas beneficiosas consecuencias también van a disfrutar indirectamente estas firmas.

 

La futura red de RSC va a tener la inestimable colaboración institucional y apoyo formativo de la Universidad de Murcia, por medio de un convenio que se firmará en breve con la Cátedra de Responsabilidad Social Corporativa, al frente con el profesor Longinos Marín.

 

El Ayuntamiento de Molina de Segura está estudiando contar con una estrategia municipal de RSC público-privada, que sería la primera de la Región de Murcia, y conllevaría cierta implicación presupuestaria, de personal y de carga de trabajo.

 

La idea es preparar una especie de plataforma mixta en la que se encuentren dos lados: una amplia oferta de necesidades, actividades, inversiones y posibilidades de todo tipo que el municipio requiera y, por otra parte, una relación de sociedades que estén dispuestas a aportar voluntariamente algún valor añadido a su ciudad, con su correspondiente difusión y marketing asociados a esta aportación corporativa.

 

El Concejal de Promoción y Estrategia Económica, José de Haro González, afirma que “nosotros como sociedad tenemos que hacer posible la mejora de nuestra ciudad con la inestimable ayuda de la parte empresarial, que se ha dado cuenta de que la Responsabilidad Social Corporativa es una forma, no solo de apoyar y adecentar municipios, sino una manera de crecer económica, social, laboral y publicitariamente en su empresa”.

 

“Desde que la atención y asesoramiento del Ayuntamiento de Molina de Segura hacia las 10.000 empresas y autónomos locales es incondicional y diaria en los últimos 4 años, las firmas nos están demandando colaborar y aportar más allá de patrocinios puntuales como tradicionalmente se venía haciendo”, añade el Concejal.

 

La red municipal de Responsabilidad Social Corporativa de Molina de Segura se prevé que esté en marcha a finales de este año, una vez analizadas las necesidades municipales, una vez estudiado su funcionamiento interno, y una vez organizada la relación con las empresas interesadas en estar presentes en ella. Será imprescindible la participación y experiencia del programa europeo Urbact, que servirá de base e inspiración a este gran proyecto molinense.