El Consejo Municipal de Bienestar Social de Molina de Segura analiza el nuevo proyecto de identificación de riesgos e intervención para personas mayores de 65 años que viven solas

AddThis Social Bookmark Button

 

En esta línea, Ángel Navarro informó de la ampliación de la atención de los servicios sociales durante el estado de alarma vía telefónica hasta el 16 de mayo. Igualmente, comunicó la tramitación de 350 expedientes de prestaciones económicas municipales entre el 16 de marzo y el 15 de junio, por un importe de 89.714,74 euros. También destacó distintas medidas sociales por colectivos, como es el caso de los menores del municipio. Según Navarro, “se atendió un total de 176 menores con becas de comedor escolar, desde el 16 de marzo hasta el 25 de junio, empleando hasta casi 71.000 euros”. En su exposición, hizo hincapié en el colectivo más vulnerable durante la crisis sanitaria, como es el de las personas mayores y dependientes. A ellas, se dirigieron medidas sociales tales como el mantenimiento y garantía de atención a personas mayores y dependientes a través de recursos locales, la continuidad en la atención domiciliaria para personas dependientes, la gestión de teleasistencia gratuita, el servicio de compras de productos de primera necesidad y la valoración y control del riesgo de las personas mayores que viven solas, a través de atención telefónica.

 

Por otro lado, el Consejo Municipal de Bienestar Social también sirvió para dar cuenta de las modificaciones acordadas en la descentralización de la atención social en el municipio molinense. El nuevo diseño, realizado teniendo en cuenta criterios técnicos y aprobado por Junta de Gobierno Local, ya ha sido implantado desde el pasado día 10 de junio. Ángel Navarro destacó que “la nueva estructura organizativa servirá para unificar los puntos de atención del Programa de Trabajo Social de Zona y el Servicio de Personas Mayores y Dependientes”. Igualmente, afirmó que “servirá para que la ciudadanía de Molina de Segura que acuda a sus servicios sociales sea atendida sin demoras, en un plazo inferior a 7 días”. Finalmente, también se señaló la importancia de la implantación de la atención social básica por parte de un trabajador social, dedicado en exclusiva, que facilitará información y gestiones a los usuarios de servicios sociales sin necesidad de cita previa.

 

Por último, la convocatoria también sirvió para la exposición del Proyecto Identificación de riesgos y necesidades e intervención para personas mayores de 65 años que viven solas en el municipio de Molina de Segura, por parte de la Unidad Técnica del Centro de Servicio Sociales. Se destacó que el número de personas mayores de 65 años ascendió a 9.031 en 2019, lo que supuso el 12,6% de la población total del municipio, además de la existencia de un proceso de envejecimiento constante. También se indicó que, actualmente, el número de personas mayores de 65 años que viven solas en el municipio asciende a 1.785, siendo la población destinataria del proyecto presentado.

 

La intención de dicho proyecto es, según Ángel Navarro, “profundizar en las políticas de apoyo al colectivo de personas mayores de 65 años emprendidas por el Ayuntamiento de Molina de Segura”. Así, será útil para conocer la situación actual en la que se hallan las personas mayores que viven solas, identificando aquellas que no son usuarias de los Servicios Sociales y orientándolas hacia los mismos según sus necesidades. El proyecto también servirá para la generación de redes vecinales para la detección de casos de soledad no deseada en este colectivo.