Ayuntamiento de Molina de Segura





Recepción en el Ayuntamiento de Molina de Segura al Club ADR, campeón de Liga Preferente Autonómica Femenina de Fútbol Sala

AddThis Social Bookmark Button

 

La ADR Molina de Segura se fundó en noviembre de 2007 y fue en el curso 2008 cuando comenzó una labor deportiva que continúa hoy día y que lleva varios años queriendo ampliar en los centros educativos y retomar cuanto antes la Escuela Deportiva femenina desde la base. Su próximo objetivo, volver a formar niñas desde la base y poder volver a ganar la liga con su equipo federado, como han conseguido este curso.

 

Los inicios de la ADR no fueron nada fáciles. Comenzó entrenando en horario nocturno con niñas en edad alevín porque no había más horarios y en la pista del CEIP Ntra. Sra. de Fátima; además, mezclando alumnas de otras pedanías o del equipo de la Universidad, donde también entrenaban para formar grupo suficiente, pero aguantaron toda la temporada con mucha ilusión. La temporada siguiente le deparó un horario más temprano en el Pabellón Antonio Peñalver, donde pudo poner la primera semilla y formar el primer equipo, que comenzaría a competir a nivel base femenina infantil.

 

Lo más bonito de los inicios de la Escuela Deportiva es poder decir que, aún hoy, tres de las cinco jugadoras que formaron los primeros grupos de entrenamientos, Carmen, Elena y Laura, siguen jugando para esta Asociación y equipo. Esto es su mayor orgullo. También les produce una gran satisfacción ser pioneros en Molina de Segura en cuanto a la creación de Escuela Femenina de Fútbol Sala y han continuado ininterrumpidamente en todas las categorías desde Alevín hasta llegar a Senior, pasando por la Asociación y practicando deporte con ellos muchas niñas del municipio.

 

Esta temporada 2019-2020,el equipo empezó con mucha ilusión y confiado en poder obtener grandes resultados. Los nuevos fichajes encajaron desde el primer momento y han acabado siendo parte de la familia ADR como las más veteranas.

 

La competición empezó de la mejor manera posible, un derbi molinense muy disputado y un mes y medio después, el equipo había acabado la primera vuelta invicto.

 

El equipo llegó al parón liguero por el coronavirus con todos los partidos en casa ganados y tan solo una derrota fuera de casa; por tanto, líderes de la categoría. Liga merecida desde el principio hasta el final y con grandes partidos disputados.

 

Según señalan las jugadoras, “para nosotras terminar la temporada era el plan ideal pero las circunstancias no nos han dejado. Este año 2020 nos marcará para siempre en lo vivido pero podemos decir que ser campeonas de liga, esta liga que tantos años llevamos disputando, es un orgullo para todas nosotras, y defender los colores y valores de ADR Molina de Segura aún más. Esperamos estar a la altura el año que viene y disfrutar y hacer disfrutar con el fútbol sala femenino”.