La Concejalía de Educación activa planes de contingencia ante el inicio del curso escolar con el objetivo de minimizar posibles contagios por COVID-19

Creado en Jueves, 10 Septiembre 2020 17:48
AddThis Social Bookmark Button

La Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Molina de Segura, ante el inicio del curso escolar 2020/21, ha estado trabajando activamente en la elaboración de planes de contingencia para los centros de competencia o titularidad municipal, como son las escuelas infantiles y el conservatorio, mientras que en los centros educativos competencia de la Consejería de Educación está apoyando su puesta a punto.

 

El contenido de esos planes de contingencia, junto con el dispositivo municipal puesto en marcha por el Consistorio molinense, han sido presentados el jueves, 10 de septiembre, por la Alcaldesa de la localidad, Esther Clavero Mira, y la Concejala de Educación, Fuensanta Martínez Jiménez.

 

El trabajo de todo el personal de la Concejalía de Educación ha tenido como objetivo minimizar los posibles riesgos y contagios por COVID-19, priorizando que los espacios educativos sean entornos lo más seguros posible. En esta tarea también están implicadas las concejalías de Edificios Municipales, Vía Pública y Seguridad Ciudadana, entre otras, con la colaboración del Almacén Municipal y la supervisión general de la Concejalía de Deporte y Salud.

 

La Concejala de Educación, Fuensanta Martínez, ha comentado que aunque no se puede “garantizar la seguridad absoluta que prevenga cualquier situación de contagio, la organización y el cumplimiento de los protocolos diseñados por parte de las administraciones responsables, minimizarán de forma significativa estos riesgos”. Martínez ha insistido en que “para garantizar el funcionamiento seguro y la protección de la salud en los centros es imprescindible la colaboración de toda la comunidad educativa, teniendo las familias un papel fundamental en el cumplimiento de las medidas adoptadas”.

 

Entre las medidas contempladas en los planes de contingencia elaborados y visados por el Comité Técnico Municipal de Seguimiento del COVID-19, de aplicación en el curso escolar 2020/21, se encuentran las siguientes:

 

- Refuerzo de las tareas de limpieza y desinfección de los centros educativos, con ampliación de horario para la realización de estas tareas, haciendo hincapié en la limpieza de baños, manivelas, pomos de puertas, barandillas de escaleras y ascensores. Estos trabajos se realizarán al menos en tres momentos del día. Además, se ha intensificado la limpieza de los patios de juego en colegios y escuelas infantiles. En estos últimos centros también se han reforzado las medidas de higiene en dormitorios y comedores.

 

- Se han establecido “burbujas de convivencia”, como es el caso de las escuelas infantiles de titularidad municipal, donde se separa al alumnado en grupos según la edad: bebes, alumnado de 1 año y alumnado de 2 años. Asimismo, se ha dotado al personal de estos centros de sus correspondientes EPIS.

 

- En el conservatorio se ha bajado la ratio para poder mantener la distancia de seguridad entre puestos escolares, creando un mayor número de grupos. Se han instalado mamparas divisorias y se ha dotado al personal de EPIS.

 

- Se ha hecho un gran esfuerzo por mantener al personal existente, aun cuando pudiera darse una disminución en el número de matrículas, tanto en escuelas infantiles como en el conservatorio.

 

- En colegios y escuelas infantiles se han establecido horarios de entrada y salida “en cascada” para evitar aglomeraciones, no permitiéndose el acceso de familiares ni personal externo, salvo excepciones, que se gestionarán de forma individualizada y siempre siguiendo las medidas higiénicas y sanitarias fijadas en la normativa.

 

- En el conservatorio, mientras dure esta situación sanitaria, se ha suspendido la asignatura grupal de coro, siguiendo recomendaciones de la Consejería de Educación para minimizar riesgos. También se ha procedido a cerrar de forma provisional espacios como la biblioteca y las cabinas de estudio individuales de acuerdo con la normativa vigente.

 

- Se han establecido canales de comunicación e información con las familias del alumnado de las escuelas infantiles y el conservatorio a través de TELEGRAM, con el objetivo de mantener una relación fluida. Las tutorías con los familiares se harán telefónicamente, salvo excepciones, como las entrevistas de comienzo de curso de escuelas infantiles que serán individualizadas, presenciales y guardando las medidas de seguridad y distancia pertinentes.

 

La Concejala de Educación ha explicado que si un alumno o alumna presenta síntomas compatibles con el coronavirus se le trasladará a una sala preparada o espacio COVID, que se pondrá en marcha en cada centro educativo. Esta sala, donde deberá permanecer hasta que lleguen sus progenitores o tutores, estará adecuadamente ventilada y contará con una papelera de pedal provista de bolsa. Al alumno o alumna se le facilitará una mascarilla. La familia deberá contactar con su centro de salud donde será evaluado el caso, para, si fuera necesario, procederse a la realización de una PCR.

 

Fuensanta Martínez ha insistido que “este año más que nunca las familias deben evitar que el alumnado vaya a los centros educativos con alguno de los síntomas compatibles con la enfermedad, colaborando de esta forma en la erradicación de posibles casos”. Los síntomas generales son fiebre, tos y sensación de falta de aire, disminución olfato y gusto, escalofríos, dolor de garganta, dolor de cabeza, dolores musculares, diarrea y vómitos.