Ayuntamiento de Molina de Segura





El Paseo Rosales de Molina de Segura acoge la exposición 'Esculturas Monumentales', de Juan Méjica, del 6 de octubre de 2020 al 11 de enero de 2021

AddThis Social Bookmark Button

La exposición Esculturas Monumentales, de Juan Méjica, organizada por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Molina de Segura, como resultado de la colaboración entre la Fundación Méjica y el Consistorio molinense, puede visitarse del 6 de octubre de 2020 al 11 de enero de 2021en el Paseo Rosales de Molina de Segura. Su apertura ha tenido lugar el martes 6 de octubre, con asistencia de la Concejala de Cultura, Soledad Nortes Navarro, y el propio artista.

 

Juan Méjica es un reputado artista asturiano de amplia trayectoria a nivel nacional e internacional. La exposición incluye siete piezas de grandes dimensiones (casi 4 metros de altura y 5 toneladas de peso), y se ha mostrado ya con notable éxito en cuarenta y cinco ciudades españolas, en una muestra itinerante que arrancó en Oviedo a comienzos de 2010. Entre otras, ha visitado Sevilla, Valladolid, Málaga, Cáceres, Granada, Gijón, Cádiz, Ávila, Huelva, Mérida, Algeciras, León, Burgos, Jaén, Puertollano, San Fernando, Úbeda, Zamora, Fuengirola, Tarragona, Córdoba, Getafe, Toledo, Jerez de la Frontera, Ciudad Real o Badajoz.

 

Estas Grandes Esculturas en la Calle nos descubren algunas de las piezas tridimensionales más representativas de la Galaxia Méjica. Son esculturas que reinterpretan en una aleación de acero y cobre sus motivos más reconocidos, así el toro, el asturcón, el tejo, o los antropomorfos. En todos los casos, obras despojadas de cualquier elemento accesorio y convertidas en iconos de gran potencia expresiva por su carácter simbólico y formas extrudidas.

 

En suma, una exposición que reúne tradición y vanguardia, figuración y abstracción, a través de un lenguaje tan expresivo y personal como el de Méjica. Desde luego, su imponente presencia contribuye a la familiarización de los ciudadanos con la escultura contemporánea (“Se permite tocar las esculturas”, señala el escultor), así como a descubrir el diálogo de las piezas con el propio entorno urbano.