Ayuntamiento de Molina de Segura





El Museo Etnográfico 'Carlos Soriano' de El Llano de Molina reabre abre al público el domingo 11 de octubre

AddThis Social Bookmark Button

Con el objetivo de dar a conocer el patrimonio de la localidad, desde las concejalías de Turismo y Cultura del Ayuntamiento de Molina de Segura se reabre el Museo Etnográfico Carlos Soriano en la pedanía de El Llano de Molina, posibilitando la visita del público en general a este recurso turístico el domingo 11 de octubre, en horario de 11.30 a 13.30 horas.

 

El Ayuntamiento de Molina de Segura, dentro del Programa ¡Museos¡ Visítanos 2020, ofrece la posibilidad de conocer el Museo Etnográfico Carlos Soriano de El Llano de Molina, quese ubica en la antigua casa solariega que este abogado tenía en su colonia agrícola de El Llano de Molina. Fue inaugurado el 17 de mayo de 2003.

 

El Ayuntamiento de Molina de Segura, en colaboración con la Consejería de Obras Públicas, rehabilitó el edificio y puso en marcha este centro. El complejo está constituido por la casa solariega, la ermita anexa que formaba parte de la colonia, una zona de cultivos agrícolas, para mostrar los productos característicos de la zona, una noria hidráulica sobre la acequia en funcionamiento, y declarada Bien de Interés Cultural, y, desde el año 2011, una sala de exposiciones temporales.

 

La casa solariega cuenta con dos plantas. En la Planta Baja, encontramos la entrada, donde destaca un tinajero, bajo la escalera, y algunas piezas arqueológicas de las prospecciones realizadas en el municipio desde el año 1992. Pasando a la cocina, encontramos diferentes utensilios que formaban parte de esta estancia y algunas colecciones de cerámica y vidrio. Pasando por el patio de la casa, llegamos a la sala de exposiciones temporales, donde se desarrollan propuestas de diferentes artistas plásticos de la localidad. La Planta Alta recoge una primera sala, donde contemplamos diferentes trajes regionales. La siguiente sala está compuesta por diferentes maquetas, donde se recogen labores huertanas y algunos artefactos, como norias, molinos…La última sala recrea un dormitorio de finales del siglo XIX.