Ayuntamiento de Molina de Segura





Molina de Segura tiene 252 casos activos por COVID-19, 28 más que hace una semana, con una incidencia acumulada en los últimos 7 días de 268,5 casos

AddThis Social Bookmark Button

 

La Alcaldesa ha comenzado su intervención recordando que “la población de edad avanzada y las personas con ciertas patologías son las más vulnerables y, por tanto, las que presentan con mayor frecuencia las formas más graves de la enfermedad. Por eso, quiero dejar constancia de mi preocupación como Alcaldesa de Molina de Segura por el brote que conocíamos el pasado domingo en la residencia Ballesol de Altorreal. Ese mismo día contacté con la dirección del centro para interesarme por la situación de los residentes y trabajadores, a la vez que puse a su disposición todos los medios municipales a nuestro alcance para minimizar la situación, y contribuir, en la medida de nuestras posibilidades, a la limpieza y desinfección de las instalaciones. Estoy muy pendiente de la situación y deseo una pronta recuperación de todas las personas afectadas”.

 

A fecha del miércoles 14 de octubre, Molina de Segura tiene un total de 252 casos activos, 28 más que hace una semana, con una incidencia acumulada en los últimos 7 días de 268,5 casos, 72,4 más que el miércoles pasado. Estos índices sitúan al municipio en el lugar 9 de incidencia entre los 45 municipios de la Región. “Hace una semana estábamos en el puesto 14, es decir, cinco posiciones por debajo. Se trata de un importante ascenso que nos obliga a redoblar todos los esfuerzos e insistir en la necesidad de evitar al máximo las relaciones sociales y los desplazamientos innecesarios”, advierte la Alcaldesa.

 

“No podemos sustraernos a la realidad. La evolución de la pandemia en Molina de Segura sigue siendo muy preocupante, y los datos con los que trabajamos así lo demuestran. La Incidencia Acumulada por 100.000 habitantes en 14 días en Molina de Segura era de 32 casos a principios de agosto. Algo más de dos meses después, hemos pasado a 470,2 casos, lo que supone haber multiplicado casi 15 veces esa incidencia. Este aumento encuentra su explicación en el incremento de la movilidad y las relaciones sociales; de ahí que se haga absolutamente necesario extremar la precaución y no relajarnos en las medidas de protección”.

 

La Incidencia Acumulada en las dos últimas semanas se sitúa en 470,2 casos por 100.000 habitantes, casi 14 casos menos que hace 7 días, lo que significa que el municipio sigue estando muy cerca de los 500 casos.

 

En lo que va de esta segunda ola de la pandemia, Molina de Segura acumula un total de 1.253 PCR positivas. El incremento en solo una semana ha sido de 192 PCR positivas. El número de vecinos del municipio dados de baja de miércoles a miércoles ha sido de 196 y los fallecidos en lo que llevamos de esta segunda ola de la pandemia siguen siendo 7.

 

El BORM publicaba el pasado sábado una nueva orden de la Consejería de Salud por la que se prorrogan por un mes, hasta el 8 de noviembre, las medidas de higiene y prevención, así como las relativas al aforo y el número máximo de personas permitido en establecimiento, instalaciones o actividades.

 

“Gran parte de estas medidas, todos somos conscientes de ello, suponen restricciones y limitaciones en actividades, donde la interacción entre personas, da origen a un mayor riesgo, dado que los ámbitos social y familiar son en los que la enfermedad está teniendo una mayor incidencia. El objetivo sigue siendo luchar contra la transmisión del virus y minimizar al máximo los efectos en las personas, protegiendo en todo momento la salud pública”, señala Clavero.

 

Por último, la Alcaldesa ha realizado “una llamada a la responsabilidad ciudadana. Este virus todavía no ha sido controlado, aún no tenemos una vacuna, ni un tratamiento cien por cien efectivo para combatirlo. Por eso, hace falta que toda la ciudadanía esté concienciada de la importancia de cumplir con las medidas de protección para que Molina sea Segura, ese Segura que va en el nombre de nuestra ciudad y que ahora tanto necesitamos. No queremos historias con final COVID, no queremos que con nuestro comportamiento la enfermedad se siga expandiendo y dañándonos personal y económicamente, sino que deseamos historias llenas de proyectos ilusionantes, de realidades felices y de vida, sobre todo deseamos historias llenas de vida”.