Ayuntamiento de Molina de Segura





El número de casos activos por COVID-19 en Molina de Segura se sitúa en 26, con una incidencia acumulada en los últimos 7 días de 16,7 casos por 100.000 habitantes

AddThis Social Bookmark Button

El Alcalde de Molina de Segura, Eliseo García Cantó, ha presentado en rueda de prensa, el jueves 4 de marzo, en el Salón de Plenos municipal, los datos actualizados de la incidencia de la pandemia del COVID-19 en el municipio y las nuevas medidas adoptadas por el equipo de gobierno municipal.

 

García Cantó ha informado, en primer lugar, que “el número de casos activos sigue disminuyendo en nuestro municipio, día a día, y los datos de contagios e incidencia acumulada continúan siendo alentadores. No vivíamos momentos como éstos desde principios de agosto. El nivel de transmisión de los contagios descendió el pasado lunes a baja, en un escenario regional de Fase 1 de Riesgo Asistencial, similar al que teníamos el pasado mes de diciembre”.

 

La alerta municipal, según la Orden de la Consejería de Salud en la que se hace público el nivel de alerta sanitaria en cada uno de los 45 municipios de la Región, ha pasado de extremo a bajo.

 

En la última semana, en Molina de Segura se ha registrado una defunción. “Desde el inicio de la pandemia han muerto en la localidad 72 personas, un número difícil de asumir por la tragedia familiar que supone y el dolor colectivo que nos genera”, lamenta el Alcalde.

 

A fecha del miércoles 3 de marzo, el número de casos activos en Molina de Segura es de 26. Hace una semana el municipio tenía 58 casos activos, lo que supone un descenso del 55 %. Ayer la Consejería de Salud reportó cuatro nuevos casos en Molina de Segura.

 

La incidencia acumulada en los últimos 7 días ha pasado de 15,3 casos, el 24 de febrero, a situarse en 16,7 casos por 100.000 habitantes ayer miércoles, lo que significa un ligero incremento del 9 %. Este dato sitúa al municipio en el puesto número 28 entre los 45 municipios de la Región. La media regional está en 38,2, es decir, más del doble de la que tiene Molina de Segura.

 

Por otro lado, la incidencia acumulada en los últimos 14 días estaba hace una semana en 48,7 casos. En el día de ayer el registro era de 32 casos por 100.000 habitantes. La media regional está casi en el triple, concretamente en 90,1 casos. Molina de Segura, en el conjunto de la Región, se sitúa en el puesto 36. El recorte en una semana ha sido del 34 %.

 

Por zonas básicas de salud, los datos a fecha de ayer miércoles quedan como siguen: la incidencia acumulada más alta la tiene la zona Sur, con 36,8 casos por 100.000 habitantes en los últimos 7 días, y 59,8 casos en las dos últimas semanas. Esa incidencia es de 4,5 y 22,7 en la zona Norte y de 7,1 y 10,7 en la zona Este.

 

“En las zonas Norte y Este estamos muy por debajo de los 25 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, cifra que se marcaba como reto el Presidente Pedro Sánchez cuando se decretó el segundo estado de alarma, el pasado 25 de octubre”, ha señalado Eliseo García. “La tendencia sigue siendo a la baja, pero ello no debe nublar la visión de conjunto ni hacernos bajar la guardia. Sabemos, por experiencia, que las desescaladas tenemos que hacerlas lentamente y con prudencia”.

 

“Debemos ser responsables, continuar cumpliendo con las medidas de seguridad e higiene que nos hemos impuesto y no olvidar en ningún momento que el virus aprovecha cualquier descuido para poner en jaque nuestra salud. Lo dije el jueves pasado y lo repito hoy también. Tenemos que seguir vigilantes ante las nuevas variantes del coronavirus cuya incidencia va creciendo en todo el mundo, en España y en Murcia también”.

 

Las personas mayores de las tres residencias que existen en Molina de Segura y su personal están ya inmunizadas con la vacuna y esta semana han llegado a los centros de salud molinenses 288 dosis, con las que está previsto terminar de vacunar a los mayores de 90 años y comenzar con la franja de 89 a 85 años.

 

Además, desde el Ayuntamiento molinense se ha puesto a disposición del Servicio Murciano de Salud, para cuando comience la vacunación domiciliaria de los grandes inmovilizados, el equipo de asistencia de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil.

 

En la semana que va del 22 al 28 febrero la Policía Local ha impuesto 32 sanciones por incumplimiento de la normativa establecida para evitar la propagación del virus. La semana pasada fueron 70 y la anterior 90, “un recorte lógico al flexibilizarse las medidas de seguridad, pero también, quiero pensar, fruto de la concienciación social de la ciudadanía molinense”, indica el Alcalde.

 

De las 32 sanciones registradas en la última semana, 12 fueron por no cumplir el toque de queda, 6 por beber en la vía pública, 5 por no llevar mascarilla, 2 por reunirse más personas de las permitidas, 1 por fumar en la vía pública y 6 por otras causas. Desde que comenzó la pandemia el número de sanciones ha sido de 1.449.

 

El Boletín Oficial de la Región de Murcia publicaba ayer miércoles una nueva orden de la Consejería de Salud por la que se permite el servicio de hostelería para consumo en el interior de bares y restaurantes, con una limitación de aforo del 30 %. En cada mesa puede haber dos personas como máximo, salvo convivientes. En terrazas el aforo puede llegar al 100 %. Aquí, el número de ocupantes por mesa es de cuatro personas, salvo convivientes. En ningún caso está permitido el servicio de barra.

 

El aforo del Teatro Villa de Molina vuelve a ampliarse de cara al próximo fin de semana, pasando de 200 a 250 localidades para las representaciones programadas este viernes y domingo. Además, el sábado, durante todo el día, el Consistorio recupera el Mercado de Artesanía Zoco del Guadalabiad, que en esta ocasión está dedicado a La mujer en la artesanía.

 

Por otro lado, la Concejalía de Medio Ambiente ha decidido el cierre temporal del espacio protegido de Las Lagunas de Campotéjar, por motivos de conservación de las aves acuáticas que viven y visitan este humedal. El centro de visitantes solo abrirá el primer y tercer domingo de mes, con inscripción previa telefónica y con un aforo máximo de 50 personas.

 

En materia deportiva, el Alcalde ha recordado que el pasado lunes regresó la actividad física controlada a las plazas y parques del casco urbano y pedanías, de la mano del programa Paso a Paso. Además, en las competiciones deportivas, se permite la presencia de público en las instalaciones municipales solamente cuando los clubes, bajo previa solicitud, cuenten con la autorización de la Concejalía de Deporte y Salud y la Dirección General de Deportes, previa solicitud.

 

“Estamos empezando a recobrar cierta normalidad en otros servicios municipales, desde que la pasada semana abrieran las salas de estudios, las bibliotecas, los museos, el velódromo o las salas de exposiciones. Todas estas medidas nos permitirán vivir con menos restricciones, pero también demandan de la ciudadanía que sigamos extremando las precauciones y no bajemos nuestro de grado de responsabilidad”.

 

“Debemos felicitarnos porque la presión asistencial haya bajado y el nivel de contagios también, pero no debemos olvidar que el virus continúa estando con nosotros y que el riesgo de que la curva vuelva a dispararse sigue estando presente. De nuestro comportamiento social e individual depende que se repitan momentos a los que no deseamos volver bajo ningún concepto”.

 

“La situación epidemiológica será la que establezca cómo viviremos este año la Semana Santa, que, independientemente de los datos que se reporten, será muy diferente a lo que estamos acostumbrados”.