Ayuntamiento de Molina de Segura





¿Cómo detectar si una palmera está infectada?

AddThis Social Bookmark Button

En primer lugar, es imprescindible conocer las principales características biológicas del insecto y de los síntomas que produce en la palmera, para conocer su comportamiento y poder de esta forma detectar la plaga lo antes posible y planificar una estrategia de lucha hacia la misma. Se trata de una plaga a la que hay que combatir con todas las herramientas posibles, puesto que ninguna herramienta es 100% eficaz si se aplica sola.

 

Fotografía de larvas del Picudo

 

Se trata un coleóptero muy grande (2/5 cm), de rostro alargado con forma de pico. Se desarrolla en el interior de la palmera, pudiendo coexistir al mismo tiempo sus cuatro estados: huevo, larva, pupa y adulto.

La larva es de color crema, sin patas y con una cabeza de color marrón oscuro con fuertes mandíbulas. Durante su desarrollo va adquiriendo una coloración más oscura con el desarrollo pudiendo llegar a medir 5 cm. La pupa se protege con un capullo cilíndrico confeccionado por la larva, con fibras que reúne y amasa en el interior de la palmera.

 Pueden desarrollarse de dos a tres generaciones al año, que se solapan en el interior de la palmera, llegando a destruirla completamente. Es, en este momento cuando todos los adultos emigran, puesto que mientras pueden alimentarse, unos emigran y otros no. Las hembras fecundadas pueden llegar a poner de 300 a 400 huevos en tejidos blandos. Acuden preferentemente a palmeras enfermas, con heridas de poda o debilitadas por haber sido transplantadas recientemente.

 

Fotografía del Picudo

 

Las larvas se encuentran siempre en el interior de la palmera, desplazándose posteriormente hasta las zonas exteriores para construir el capullo. Cuando los adultos salen al exterior buscan nuevos ejemplares para colonizar, siendo atraídos por el olor que desprenden las palmeras (kairomonas) y por  sustancias que ellos mismos emiten para atraer otros individuos de su misma especie (feromonas). Las heridas de poda potencian el poder atrayente, por lo que debe evitarse esta práctica en época de vuelos de adultos.

El periodo de mayor actividad del picudo es de marzo a octubre, dado que las temperaturas en esa época son más elevadas, pero dadas las condiciones templadas del invierno en Murcia, unido a que el picudo se desarrolla en el interior de la palmera y allí se alcanzan temperaturas más elevadas, el ataque no para prácticamente durante todo el año.

 


Diagnóstico del problema. Síntomas de ataque de picudo


 

Ante la aparición de cualquier síntoma sospechoso debemos actuar de inmediato, puesto que los síntomas visibles en las palmeras afectadas no aparecen hasta pasados varios meses desde la infestación inicial de la plaga. En muchas ocasiones, cuando se detectan estos síntomas la palmera ya se encuentra en un avanzado estado de infestación. Cuando una palmera está infestada por picudo, las hojas afectadas se desprenden con facilidad, incluso se puede observar en la base de las hojas galerías realizadas por las larvas o presencia de capullos, individuos adultos y restos de fibra apelmazados. Cuando los daños afectan a la yema apical de la palmera, único punto de crecimiento de la misma, da lugar a la muerte del ejemplar. En infecciones avanzadas, se produce un desprendimiento completo del penacho de la palmera. Los daños producidos por larvas pueden llegar a afectar incluso a la base de la palmera, observándose galerías, larvas y capullos en el tocón de la misma.

Otros síntomas son los orificios de salida de los adultos y la exudación viscosa de color rojizo en el tronco, un fuerte olor e incluso el ruido producido por las larvas al alimentarse.

 

 Fotografía afectada por el Picudo

 

 

A veces los síntomas se pueden confundir con la presencia de hongos, con alteraciones por transplantes recientes o procesos de sequía. También la presencia de otros insectos como Melolontha melolontha, pueden confundirse con larvas de picudo, aunque las larvas de Melolontha tienen patas a diferencia de las de picudo que no las tienen.

 

En caso de detectar una palmera con síntomas posibles de estar afectada por picudo rojo sea o no de su propiedad, rogamos contacte con el Ingeniero Técnico Forestal en el siguiente teléfono de contacto: 968-388513, o bien personándose en la Concejalía de Parques y Jardines sita en Avenida de la Noria S/N (frente al bar "Richard")