Ayuntamiento de Molina de Segura





Inaugurada la Plaza Pedro Sánchez Rubio y Providencia Ferra López en la pedanía de La Ribera de Molina

AddThis Social Bookmark Button

 

El acto deinauguración de la Plaza Pedro Sánchez Rubio y Providencia Ferra López ha tenido lugar el sábado 2 de febrero, en la pedanía de La Ribera de Molina. Han asistido el Alcalde de Molina de Segura, Eduardo Contreras Linares, acompañado por otros miembros de la Corporación Municipal, y Pedro Sánchez Rubio.

El 19 de diciembre de 2011, el Pleno Municipal del Ayuntamiento de Molina de Segura acordó por unanimidad otorgar la distinción de Hijo Adoptivo de Molina de Segura a Pedro Sánchez Rubio, “en reconocimiento a sus méritos y servicios prestados al municipio”, así como otorgar la distinción de Hija Adoptiva (a título póstumo) a Providencia Ferra López, “por sus méritos y servicios prestados al municipio”. Además, se acordó dedicar un espacio público del municipio a Pedro Sánchez Rubio y a Providencia Ferra López.

 

 

Providencia Ferra López nace en el barrio de San Juan, en Murcia, el 17 de junio de 1931. Cursa sus estudios en el parvulario de Doña Aurora, las Escuelas Graduadas de la Plaza Cetina y el Colegio de San José, atendido por las monjas de Jesús y María. Finalizada la Guerra Civil, cursa los cuatro años del bachillerato elemental en el instituto femenino Saavedra Fajardo. Accede a la Escuela Normal de Magisterio en 1949, completando sus estudios y obteniendo la titulación correspondiente en 1952. En marzo de 1953 tiene su primera interinidad en el caserío de Los Vivancos, en Fuente Álamo, donde permanece durante dos cursos. En 1955 aprueba las oposiciones y consigue su primer destino definitivo en la Escuela Unitaria de niñas del Partido de Abajo de La Ribera de Molina, y dos años más tarde se traslada a las escuelas Parroquiales del Calvario, en la misma localidad molinense. En 1960 logra su último desplazamiento profesional, obteniendo plaza en las Escuelas Graduadas de Molina de Segura, donde ejerció su actividad durante más de treinta años, hasta el día de su jubilación en 1991.

 

Por su parte, Pedro Sánchez Rubio, conocido como Pedro el Practicante, nació el 26 de febrero de 1926 en la Diputación de Los Olmos, término municipal de Socovos, provincia de Albacete. A la edad de seis años su familia se traslada a la pedanía molinense de La Ribera de Molina, población a la que había sido trasladada su madre, María Hipólita Rubio Mateo, maestra nacional de primera enseñanza y en donde ésta ejerció su magisterio durante veinte años.

 

Fijaron su residencia en el Partido de Abajo. Acabados sus estudios de enseñanza primaria, cursa los de bachillerato de primer grado, hasta tercero inclusive, en el Instituto Alfonso X el Sabio de Murcia, y aprueba en convocatoria libre la asignatura de Fisiología de cuarto, currículo indispensable para realizar durante dieciséis meses, las practicas de enfermería en el Hospital Provincial de San Juan de Dios. Posteriormente, realiza en la Universidad de Granada, en convocatorias de abril y septiembre de 1945, los exámenes de los cursos de practicante, tras lo que obtiene el título correspondiente. A partir de ese momento, ejerce libremente la profesión en La Ribera de Molina hasta 1970, exceptuando los intervalos de 1951 y 1958 en los que opositó y obtuvo plaza en propiedad en Socovos, a la que renunciaría en ambas ocasiones. En 1962 se crea una plaza de médico para descongestionar el exceso de cupo de cartillas sanitarias de los trabajadores de la conserva en Molina de Segura. La plaza en cuestión la obtiene Ernesto Zarco Navarro y su practicante adjunto será Pedro Sánchez Rubio, que mantiene también, acumulada, la de La Ribera de Molina. En 1970 logra la plaza en Molina de Segura y ejerce su actividad en el Centro de Salud, inicialmente emplazado encima de la Farmacia Linares, en la actual Plaza de la Constitución, luego situado junto a la Farmacia Gómez, en la calle Mayor, y, por último, en el que lleva el nombre del ilustre científico molinense Antonio García García, en la calle Gabriel Cárceles. Igualmente cubre Asistencia Pública Domiciliaria (APD) en el distrito nº 1, en La Ribera de Molina. El 27 de febrero de 1991 obtiene la jubilación forzosa.

 

En ambos casos, se hace patente que, aun no siendo molinenses de origen, dieron lo mejor de sus vidas en este municipio, motivo por el cual merecen el reconocimiento ciudadano.