Buscar
Filtros genéricos
Buscar por título
Buscar en el contenido
Buscar
Filtros genéricos
Buscar por título
Buscar en el contenido

El número de casos activos por COVID-19 y la tasa media de incidencia acumulada disminuyen en Molina de Segura en las dos últimas semanas

El alcalde de Molina de Segura, Eliseo García Cantó, ha presentado en rueda de prensa, el jueves 2 de septiembre, en el Salón de Plenos municipal, los datos actualizados de la incidencia de la pandemia del COVID-19 y de la marcha del proceso de vacunación en el municipio. Le ha acompañado el concejal de Deporte y Salud, Miguel Ángel Cantero García.

En primer lugar, el alcalde ha destacado que, “desde mi última comparecencia, el pasado 12 de agosto, la incidencia acumulada a 14 días en nuestra localidad ha descendido considerablemente. Ese día teníamos 606,1 casos por 100.000 habitantes. El indicador del miércoles 1 de septiembre era de 240,8 casos, 365,3 menos que hace tres semanas. La curva ascendente que esta quinta ola de la pandemia nos dejaba durante las dos primeras semanas de agosto, se ha invertido en las dos últimas, un hecho que nos hace albergar la esperanza de que los contagios vayan remitiendo y que, por tanto, la situación pueda normalizarse”.

“Pero no debemos hacernos falsas ilusiones –ha advertido el alcalde-; ese descenso, aunque acusado, no ha terminado de ser lo suficientemente pronunciado para conseguir que salgamos del nivel de alerta sanitaria tres-alto, en el que seguimos una semana más, al igual que otros 28 municipios de la Región de Murcia. Los niveles en Molina de Segura continúan estando muy altos y, por tanto, debemos seguir alerta y no bajar la guardia. A fecha de hoy, nuestra localidad se mantiene por encima de la media regional y de la media nacional. Si en nuestro municipio la incidencia a 14 días por 100.000 habitantes es de 240,8 casos, la media regional está en 230,7 y la nacional en 221,7”.

“Del conjunto de la sociedad molinense depende frenar la expansión del virus y, con ello, conseguir contener su capacidad de transmisión. Sí hacemos que las tasas de incidencia continúen a la baja estaremos más cerca del final de esta quinta ola y de las restricciones que ella nos ha traído. Los datos regionales nos hablan de que la mayor tasa de incidencia acumulada sigue estando presente entre las personas de 17 a 34 años y que en el grupo de mayores de 64 años persiste un riesgo alto de transmisión, con las consiguientes consecuencias negativas en la gravedad y mortalidad de la COVID-19 entre las personas de avanzada edad”.

“No podemos olvidar que el principal factor implicado en el incremento de la transmisión continúa siendo la interacción social, fenómeno que se incrementa con el fin de las vacaciones, el inicio del curso, y en nuestro caso particular, con la celebración de las Fiestas Patronales. El pasado viernes, en la presentación del programa de las Fiestas, hablaba de la gran oportunidad para recuperar nuestra vitalidad y dinamismo que representan estos días de septiembre, en los que volvemos a vivir unas fiestas enraizadas en lo más profundo del sentir molinense, pero, también hablaba, de una celebración necesariamente contenida debido a la situación de crisis sanitaria”, ha recordado Eliseo García.

Desde la última comparecencia del alcalde han sido varias las vacunaciones masivas que se han llevado a cabo en la Ciudad Deportiva El Romeral. El 13, 20 y el 27 de agosto se administró la primera dosis de Pfizer a 2.375 personas mayores de 12 años. Además, los días 16, 17, 23 y 27 de agosto recibieron la segunda dosis 8.883 personas.

El viernes 3 de septiembre está previsto un nuevo proceso de vacunación, en el que se administrará la segunda dosis a personas que ya fueron citadas en su día y la primera dosis a mayores de 12 años, que, por los motivos que fuera, aún no se han vacunado.

“Quiero animar a todas aquellas personas que todavía no han recibido ninguna dosis de la vacuna a que se acerquen mañana a la Ciudad Deportiva El Romeral, que abandonen las posibles reticencias que puedan tener, y se inmunicen. Para ello no necesitan contar con cita previa y sí con ganas de que todo esto termine lo antes posible”, ha señalado el alcalde, que ha reiterado su “agradecimiento a todo el personal sanitario que está haciendo un trabajo a la altura de su gran profesionalidad y poner en valor también el altísimo nivel de cumplimiento de todo el personal municipal que, semana tras semana, hace posible que el operativo logístico de las vacunaciones funcione con gran precisión”.

Por lo que respecta a los datos de la pandemia en Molina de Segura, a fecha del miércoles 1 de septiembre, el número de casos activos era 121. De ellos 82 pertenecen al Centro de Salud Antonio García García, que incluye el Consultorio de La Alcayna, y 39 al Centro de Salud Jesús Marín. El número total de defunciones por COVID-19 en Molina de Segura, desde el inicio de la pandemia, es de 78, dos más que en la última comparencia del alcalde.

La incidencia acumulada en los últimos 7 días está en 90,3 casos por 100.000 habitantes.Este dato nos sitúa en el puesto número 19 entre los 45 municipios de la Región. La media regional está en 91,7 casos y la nacional en 84 casos.

La incidencia acumulada en los últimos 14 días era el miércoles 2 de septiembre de 240,8 casos por cada 100.000 habitantes. Molina de Segura, en el conjunto de la Región, se sitúa también en el puesto 19.

Por zonas básicas de salud los datos a fecha de 2 de septiembre quedan de la siguiente forma: la incidencia acumulada más alta se sitúa en la zona Sur, con 140,1 casos por 100.000 habitantes en los últimos 7 días, y 357 casos en las dos últimas semanas. Esa incidencia es de 62,8 y 197,5 en la zona Norte, y de 52,3 y 153,4 en la zona Este.

El Comité Regional de Seguimiento COVID decidió el pasado lunes mantener la limitación de las reuniones sociales a un máximo de diez personas. Entre las dos de la madrugada y las seis de la mañana este tipo de reuniones solo están permitidas entre personas convivientes.

Asimismo, sigue estando prohibida la venta de alcohol, entre las diez de la noche y las seis de la mañana, en todo tipo de comercios y estaciones de servicio o gasolineras. El ocio nocturno en interiores sigue suspendido y continúa estando prohibido el consumo de alcohol en la vía pública y, por tanto, la realización de botellones.

En celebraciones de actos nupciales y similares está permitido un aforo en el interior de los locales de hasta el 50%, con 50 personas como máximo, y del 75% en exteriores, con un máximo de 100 personas.

En la hostelería y restauración el aforo máximo en el interior es del 30 por ciento y en terrazas está permitido el 100 por 100, aunque sigue estando prohibido el consumo en las barras. Los grupos de no convivientes en el interior pueden ser de hasta 6 personas y en el exterior de hasta 10 personas. Debe usarse mascarilla mientras no se está comiendo o bebiendo y está prohibido fumar en la vía pública cuando no se pueda respetar una distancia mínima interpersonal de dos metros.

En comercios el aforo máximo es del 30 por ciento, mientras que en cines, teatros y auditorios ese aforo máximo se fija en el 50 por ciento.

“La alegría consustancial a la fiesta no debe hacernos olvidar nuestras obligaciones como sociedad responsable. Serán unas fiestas con restricciones en aforos y horarios, con distanciamiento social y supeditadas a la situación epidemiológica que vivamos en cada momento. Las que empezamos a vivir hoy serán unas fiestas marcadas por la esperanza, con la certeza de que, observando todas las medidas de seguridad aplicables y siguiendo la normativa, seremos capaces de disfrutar de unos festejos seguros, para lo cual hemos dispuesto las medidas necesarias que así lo garanticen en cada evento”, ha explicado Eliseo García.