Nueva vacunación masiva mañana viernes 28 de mayo

El alcalde de Molina de Segura, Eliseo García Cantó, ha presentado en rueda de prensa, el jueves 27 de mayo, en el Salón de Plenos municipal, los datos actualizados de la incidencia de la pandemia del COVID-19 en el municipio. Le ha acompañado el concejal de Deporte y Salud, Miguel Ángel Cantero García.

El alcalde ha comenzado su comparencia afirmando que “la situación de crisis sanitaria sigue existiendo. La pandemia no ha terminado, por ello tenemos la obligación de seguir siendo prudentes, evitar cualquier relajación y hacer que la cautela esté presente en todas nuestras actuaciones. Llama la atención, en el conjunto de la Región de Murcia, el incremento significativo de personas infectadas menores de 39 años que se viene registrando en las últimas semanas”.

El primer edil molinense ha insistido en que “debemos, por tanto, cumplir con todas las medidas seguridad que nos han venido acompañando durante todo este tiempo, porque todavía no es momento de dejar de aplicarlas”.

La inmunización de grupo, ha dicho García Cantó, “aún no se ha alcanzado”, y ha añadido que “ese es un objetivo que conseguiremos cuando al menos el 70 por ciento de los españoles haya cubierto la pauta completa. De momento, en el conjunto del país en esa situación está el 17,8 por ciento de la población. En la Región de Murcia ese porcentaje es del 15,8.”

El Servicio Murciano de Salud llevará a cabo nuevamente, mañana viernes 28 de mayo, en el Pabellón 1 de la Ciudad Deportiva El Romeral, un proceso de vacunación masiva en horario de mañana. Después de haberse administrado la vacuna en las dos últimas semanas a 6.400 personas, de edades comprendidas entre 50 y 59 años, este viernes será el turno de las 550 personas, de 65 a 69, que fueron vacunadas con la primera dosis el viernes 7 de mayo. También serán vacunados mañana, con la segunda dosis, los 120 pacientes oncológicos que recibieron la primera ese mismo día. Este proceso se realizará con la vacuna de Pfizer.

Al tratarse de una segunda dosis, exclusivamente serán atendidas las personas que ya se vacunaron hace 21 días, por lo que, ha insistido el primer edil molinense, “las personas que no cuenten con la correspondiente cita deben abstenerse de acercarse a la zona de vacunación”.

Volviendo a los datos de la pandemia, a fecha de ayer, miércoles 26 de mayo, el número de casos activos en Molina de Segura era de 39. Hace una semana teníamos 45 casos activos, lo que supone un descenso del 13 por ciento. Hoy se cumple un mes sin registrar ningún fallecido en la localidad por COVID-19. Desde el inicio de la pandemia en Molina de Segura han sido 76 las personas que han perdido la vida.

La incidencia acumulada en los últimos 7 días también pone de manifiesto una ligera tendencia a la baja. El 19 de mayo teníamos 52 casos por 100.000 habitantes, ayer miércoles eran 32,8, lo que representa un descenso del 37 por ciento. Este dato sitúa a la localidad en el puesto número 17 entre los 45 municipios de la Región. La media regional está en 38 casos y la nacional en 56,47.

Eliseo García Cantó ha precisado que ha sido en la incidencia acumulada en los últimos 14 días donde se ha registrado un preocupante incremento. “Hace una semana teníamos 79,3 casos por 100.000 habitantes. En el día de ayer el registro era de 91,7 casos. Esto representa un incremento del 15,6 por ciento”. La media regional está en 74,7 casos y la nacional en 126,3. Molina de Segura, en el conjunto de la Región, se sitúa en el puesto 10.

Por zonas básicas de salud los datos a fecha de ayer miércoles quedan como siguen: la incidencia acumulada más alta la tenemos en la zona Sur con 49,7 casos por 100.000 habitantes en los últimos 7 días y 122 casos en las dos últimas semanas. Esa incidencia es de 40,4 y 116,7 en la zona Norte y de 10,5 y 31,4 en la zona Este.

Molina de Segura, junto con otros diez municipios de la región, ha entrado esta semana en un nivel de transmisión del virus medio/alto al alcanzar una incidencia acumulada a los 14 días por encima de 75 casos por 100.000 habitantes.

Ese cambio en el nivel de transmisión, de bajo a medio/alto, supone, principalmente, la aplicación de un mayor nivel de restricción en el municipio, sobre todo en lo referido a aforos en velatorios, celebraciones civiles y religiosas, conferencias, entregas de premios y teatros.

En el caso del Teatro Villa de Molina, el aforo ha pasado del 75 al 50 por ciento, lo que supone que solo se pueden ocupar 290 butacas. En congresos, conferencias y actos similares el número máximo de asistentes ha quedado establecido en 30 personas.

Las sanciones tramitadas por la Policía Local, una semana más, siguen a la baja, en gran medida por la desaparición del toque de queda y la recuperación de la libertad de circulación entre comunidades. En la semana que va del 17 al 23 de mayo la única sanción impuesta fue por beber en la vía pública. Desde el inicio de la pandemia se han puesto 1.999 sanciones.

Finalmente, el alcalde ha concluido su intervención señalando que “El COVID tiene la batalla perdida. Sabemos cómo hacerle frente. Nuestras ganas de vivir se imponen a cualquier adversidad, pero para conseguirlo sigue siendo necesario protegernos y proteger a los nuestros”