El Ayuntamiento concede el II Premio ‘Molina Ciudad Amiga de los Animales 2024’ al Colegio El Taller, a la Estación de Servicio Acierta, a Manuel García, y a los veterinarios José Navarro y Alessandro Monaldi

El premio será entregado mañana viernes 19 de abril, a las 12.00 horas, en la carpa de la 'III Semana de nuestros amigos los animales', en la Plaza de Europa

Salud Molina Semana 'Nuestros amigos los animales' 2024 CARTEL

El jurado del II Premio Molina Ciudad Amiga de los Animales 2024, convocado por el Ayuntamiento de Molina de Segura, ha acordado conceder el galardón en la categoría individual, a Manuel García, y a los veterinarios José Navarro y Alessandro Monaldi, y en la categoría colectiva, al Colegio El Taller y a la Estación de Servicio Acierta.

El premio será entregado por el alcalde de la localidad, José Ángel Alfonso, durante el acto que se celebrará el viernes 19 de abril, a las 12.00 horas, en la carpa de la III Semana de nuestros amigos los animales 2024, en la Plaza de Europa. Le acompaña en la entrega el concejal de Deporte y Salud, Carlos Perelló.

Este premio anual fue creado con el objetivo del reconocimiento de personas, instituciones y/o asociaciones que hayan destacado por su labor en el ámbito de la protección y el bienestar animal. Tiene la denominación de Premio Molina de Segura Ciudad Amiga de los Animales y se entrega como marco habitual durante la Semana de nuestros amigos los animales.

Categoría individual

Manuel García Díaz

El amor por los animales de Manolo empezó desde muy joven. Siempre ha tenido mascotas e incluso llegó a tener un pato de compañía, Patilucas. El día que el caballo Capitán (así lo llamaron Manolo y su familia) llegó a la protectora de Molina de Segura y su hija lo vio, llamó a su padre inmediatamente; él, sin dudarlo, aceptó y lo trasladaron a su casa. Les dijeron que solo serían unos meses, poco más, pues estaba en muy malas condiciones, estaba muy delgado y era muy viejo. Pero, al final, fueron 8 años los que ha estado cuidándolo. Hace muy poco, y tras una vida feliz y tranquila, Capitán les dejó. Gracias a él y a su mujer, inculcaron desde siempre el amor y respeto a los animales a su hija, y buena muestra de ello es que, a día de hoy, es veterinaria. Por su casa han pasado perros de acogida, animales adoptados, incluso una cerdita que encontraron vagando por el campo

José Navarro Hernández

Pepe, licenciado en veterinaria y trabajando los últimos 25 años en Molina de Segura, ha realizado múltiples estancias en importantes hospitales nacionales, es especialista en medicina interna y especialista diplomado en anestesia. Pero, sobre todo, veterinario de vocación, desde que tenía uso de conciencia. Su pasión por los animales le hizo optar por la veterinaria como medio para estar con ellos y ayudarlos.

Desde el primer día que abrió su centro en La Alcayna, hace 20 años, ha colaborado con diferentes protectoras de animales o con cualquier particular que ha tenido la iniciativa de ayudar a un animal que lo necesite.


A veces ha tenido que parar y mirar atrás para ver gota a gota lo que se ha conseguido. Aunque la necesidad de ayuda animal parece infinita, es importante reconocer los avances que se han hecho en veterinaria y concienciación en cuidado y respeto de los animales, incorparándolos a nuestras vidas, no como mascotas, sino como parte de nuestras familias.

Alessandro Monaldi

Veterinario , graduado con matrícula de honor en Bolonia (Italia) en 2006; gerente de la clínica veterinaria Vetam desde el 2010; gracias a su equipo humano y al compañerismo que reúne un grupo de veterinarias y auxiliares tan unido, durante 14 años siempre ha sido muy comprometido en la ayuda incondicional de los “animales de la calle”.

La vocación es el motor que hace que este trabajo sea llevadero. Desde el primer día que abrió la clínica, ha visto pasar muchos animales abandonados, y su lema siempre ha sido “primero él”, sin mirar hora, día y costes. El trabajo con las protectoras es muy sacrificado pero, al mismo tiempo, “si se sabe llevar bien”, puede ser muy satisfactorio. Llegar a crear un vínculo con los voluntarios es un punto clave para que en muchas situaciones límites y críticas de toma de decisiones ellos “nos puedan entender y nosotros a ellos también, creando una complicidad que tiene como único objetivo ayudar a un animal”.

Categoría Colectiva

Colegio El Taller

El Colegio El Taller es una cooperativa de enseñanza de Molina de Segura comprometida con la formación integral de sus estudiantes desde el año 1981. Es un centro que apuesta por una metodología innovadora basada en las últimas tendencias pedagógicas. Con un enfoque centrado en el alumnado, el colegio busca potenciar las habilidades de sus estudiantes, fomentando su autonomía, creatividad y espíritu crítico. Fomenta una educación integral, a través de creatividad, inteligencia emocional, motivación y desarrollo de una actitud crítica. Asimismo, trabaja aspectos fundamentales de los hábitos saludables, desarrollando, entre otros, un Programa de Fomento de Actividad Física y Deportes.

El Colegio El Taller fue pionero en el año 2020, creando la 1ª Carrera Solidaria en beneficio de la Asociación Protectora de Animales de Molina de Segura (APAMS), que se completó con diferentes actividades de sensibilización dirigidas a alumnos/as, profesores y familias.

Asimismo ha participado de forma activa en las 3 ediciones de la Semana de Nuestros Amigos los Animales, realizando numerosas actividades, convirtiéndose en un centro educativo al que el jurado de los premios ha querido reconocer su gran labor.

Estación de Servicio Acierta

La Estación de Servicio Acierta, ubicada en la Avenida del Chorrico de Molina de Segura, ha sido la primera entidad privada que tutela una Colonia Felina, la Colonia Felina Acierta. Y, a tal efecto, ha dotado de espacio, instalaciones adecuadas y protección a los gatos callejeros que formaban parte de una colonia felina ubicada en las zonas aledañas a su gasolinera. Asimismo, ha colocado cartelería para transmitir a sus clientes y ciudadanía la importancia de respetar ese espacio y a los voluntarios autorizados que se encargan de la alimentación de los gatos.

El jurado aplaude esta iniciativa, que es un ejemplo para el mundo empresarial. Se rechaza el hecho de ver a los gatos callejeros como un problema y se apuesta por protegerlos y facilitarles bienestar a través de colonias felinas urbanas, donde se aplica el método CER (capturas, esterilización y retorno).