La Sala de Exposiciones ‘Los Postigos’ de Molina de Segura acoge la exposición ‘SILENTIUM SIGNORUM’, de Pau Pellín y Enzo Trepiccione, hasta el día 20 de marzo

El acto de inauguración de la exposición SILENTIUM SIGNORUM, de Pau Pellín y Enzo Trepiccione, organizada por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Molina de Segura, tiene lugar el jueves 3 de febrero, a las 19.00 horas, en la Sala de Exposiciones del Centro Los Postigos (en Calle Pensionista, nº 3). La muestra permanecerá abierta al público hasta el día 20 de marzo, y puede visitarse en el siguiente horario: mañanas, de lunes a viernes, de 10.00 a 13.00 horas, y sábados y domingos, de 11.00 a 14.00 horas; y tardes, de lunes a viernes, de 17.30 a 19.30 horas.

En Silentium Signorum, El silencio de los signos, los artistas nos proponen a través de sus obras un viaje que comienza con el hombre como animal que lee, descubre signos en las nubes, hace augurios en el vuelo de los pájaros, traza constelaciones sobre objetos lejanos… persigue símbolos y registra las huellas de su paso. Todo sensaciones, sus primeros signos fueron aquellos hermosos jeroglíficos que atrapaban la Tierra en sus dibujos en el tiempo de la magia y el conjuro, representados a través de las 4 propuestas de Enzo Trepiccione en acuarela sobre papel.

Lectura y escritura evolucionaron y despegaron del mundo con el alfabeto fonético, dejaron de ser pintura e ideograma, abandonaron su particular atadura con aquello que nombraban y pasaron a fundar otro reino, lejano, cargado de la quietud y rigidez de los conceptos, el reino de la palabra donde los signos han roto totalmente con los objetos de los que parten para formar en sí mismos una realidad propia.

Palabras que llenan libros, volúmenes, tratados que se apilan en los estantes de las librerías hasta llegar a los edificios deshumanizados formados por las librerías, a las que nos transporta Pau Pellín con sus 6 obras de su serie Bibliotecas, realizadas en tinta, acuarela, carbón, ceniza y collage sobre papel.

Nacido en Caserta (Italia) en 1969, Enzo Trepiccione, alumno de Bruno Donzelli y Carmine Di Ruggiero, se licenció en Pintura en la Academia de Bellas Artes de Nápoles, tras cursar bachillerato en artes aplicadas en el Instituto Estatal de Arte de San Leucio (Caserta). Ha trabajado como restaurador en Roma y en el Palacio Real de Caserta, y dirigió la restauración de los frescos del ábside de la Basílica de San Nicolás en Valencia, obra del maestro Dionisio Vidal. En Italia ha participado en varias exposiciones colectivas y realizó dos exposiciones personales y, tras vivir en sucesivas ocasiones en París, donde se impregna del arte en el Centro Georges Pompidou y el Museo Picasso, se traslada a Valencia en 2000, donde entra en contacto con un grupo de artistas e inicia una serie de exposiciones colectivas y personales por todo el territorio español.

Por su parte Pau Pellín (1973), pintora e ilustradora española, de formación fundamentalmente autodidacta, es licenciada en Filosofía por la Universidad de Murcia. Amplía sus estudios en la Universidad Paris X-Nanterre, donde se especializa en Estética, y de regreso a España trabaja en varios talleres con pintores y grabadores. Será entonces cuando buscará en las artes plásticas un medio de expresión de las ideas y un modo de reconciliar la actividad filosófica con la dimensión comunicativa del arte.

Ha recibido varios premios, entre los que figura el Accésit en el XVIII Premio de pintura de la Universidad de Murcia (2018), y ha sido seleccionada en certámenes internacionales y bienales, como el de Iberdrola-Universidad Miguel Hernández, el Circuit Artistic de Barcelona, Ispanica-essenza di storia contemporanea de Nápoles, WALLS en la Pinacoteca Carlo Contini de Oristiano (Cerdeña) y más recientemente en el XII Certamen Parlamento de La Rioja.

Entre sus últimas exposiciones individuales encontramos Oikobiblion, en la galería Leúcade de Murcia (2019), Espejismos, en la sala expositiva ACAS de Elche (2020), la muestra Bibliotecas, seleccionada como proyecto por la Universidad de Murcia para ocupar uno de sus museos (2020), y la exposición virtual Libraries en Sarvenaz Gallery de Shiraz (Irán). Ha participado en las dos últimas ediciones de la feria de arte Keyhole art fair (Málaga y Murcia).

En el terreno editorial ha ilustrado varios cuentos y poemarios, el más reciente Mi maestra era un colibrí,de Camilo Morón, publicado por la Red de Editores de Venezuela (2021), Vides de vidre de Enric Sanç (Onada edicions 2019) y un libro infantil, Marta y el baúl (Edicions locals 2015). Ha ilustrado revistas de poesía, de filosofía y colabora regularmente en las ediciones de antropología Cruxentiana y Bacoa, pertenecientes a la Universidad Francisco de Miranda en Venezuela.

Actualmente compagina la labor artística con la docencia de la filosofía en el bachillerato.